Hace poco pudimos ver como el Bugatti Chiron hacía el 0-400-0 km/h en 41,96 segundos, una marca que en su momento nos parecía imbatible. Pero ahora ha llegado Koenigsegg para poner los puntos sobre las íes. El pequeño fabricante sueco tomó la decisión de poner a su Koenigsegg Agera RS a realizar la misma prueba. El resultado ha sido más que sorprendente, pues ha hecho el 0-400-0 km/h en 36,44 segundos.

Lo han anunciado con un sorprendente vídeo en el que Christian von Koenigsegg, fundador de la marca, toma cierto protagonismo y ayuda en la puesta a punto del vehículo. El encargado de ponerse a los mandos fue el piloto Niklas Lilja. El escenario fue el Vandel Airfield, una pista que data de la Segunda Guerra Mundial y que está en Dinamarca. Aunque el firme no era óptimo, la atmósfera era perfecta con 15 grados de temperatura.

El Koenigsegg Agera RS que ha batido el récord se trata de un ejemplar que pertenece a un cliente estadounidense. Está estrictamente de serie y el único cambio es que equipa la jaula de seguridad opcional que era recomendable para esta prueba y un ajuste del alerón trasero. La cinta de carrocero fue utilizada en algunas partes para protegerlas del asfalto. El coche estaba más que listo para saltar a la pista de mostrar de lo que era capaz.

Viendo el vídeo sorprende la facilidad con la que acelera el Agera RS. La pista no tiene la máxima adherencia y se observa como salta el control de tracción entre los cambios de marcha. En apenas 26,88 segundos y 1.958 metros ha alcanzado los 400 km/h. El piloto siguió hasta los 403 km/h y entonces frenó a fondo para dejar el coche parado en solo 9,56 segundos y recorriendo 483 metros. El 0-403-0 km/h le tomó 37,28 segundos y el 0-400-0 km/h en 36,44 segundos, valiéndole para conseguir el récord.

Lo cierto es que hay cosas bastante sorprendentes en esta hazaña. Sacar una diferencia de 5,5 segundos al Bugatti Chiron está al alcance de pocos coches y más teniendo en cuenta algunos detalles. El Koenigsegg Agera RS tiene un motor V8 biturbo de 5.0 litros que desarrolla 1.360 CV y 1.371 Nm, bastante lejos de los 1.500 CV del Chiron. Aunque la clave es el peso, pues el Agera RS apenas llega a los 1.295 kg y el Chiron roza las dos toneladas.

Otra baza que a jugado en contra del Koenigsegg es que es de propulsión trasera y que el asfalto no presentaba un agarre óptimo, aún así ha mojado la oreja al Chiron que tiene tracción total y ha estado en un circuito más preparado. Incluso las dimensiones de la pista (2,8 kilómetros) eran muy justas para esta prueba. El dueño de la marca ha hecho referencia a la victoria de David frente a Goliat y de cómo con ilusión y esfuerzo se pueden conseguir cosas muy grandes.

Fuente – Koenigsegg

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta