El segmento de los compactos es uno de los más reñidos que encontramos hoy en día. Pero no sólo a nivel de ventas, sino también a nivel de prestaciones, y es por ello que vemos ejemplares cada vez más potentes y rápidos. Dos de los referentes en esta cuestión son los Mercedes-AMG A 45 y el Audi RS 3 Sedán (también está en versión cinco puertas). A continuación os traemos un vídeo en el que ambos son enfrentados en una carrera de aceleración apasionante.

El modelo de la marca de la estrella se trata del cuatro cilindros más potente que se encuentra en el mercado. Su motor turboalimentado de 2.0 litros entrega nada más y nada menos que 381 CV y 475 Nm de par. Gracias a ello consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Va ligado a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades y a la tracción total 4Matic.

Por otro lado aparece el Audi RS 3 Sedan, que tiene un concepto parecido pero una ejecución diferente. En este caso se sigue apostando por el motor 2.5 TFSI de cinco cilindros, característico de la marca. La potencia es mayor, en total 400 CV y 480 Nm de par, pero las prestaciones muy similares. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. La transmisión es la automática S Tronic de siete marchas y la tracción es total quattro.

Como se puede apreciar en la carrera de aceleración, las diferencias son mínimas. Parece que los 20 CV y el cilindro extra juegan un papel diferencial y consiguen que el Audi RS 3 Sedán se imponga por poco. El de los cuatro aros consigue hacer el cuarto de milla en 10,1 segundos y el de la estrella en 10,9 segundos. Veremos cuando salga la próxima generación del Mercedes-AMG A 45, pues promete más de 400 CV y un compresor eléctrico.

Fuente – Cars.co.za

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta