El Mercedes 300 SL Gullwing es uno de los mayores iconos del mundo del automóvil. Este modelo conocido popularmente como ‘alas de gaviota‘ debido a la apertura de sus puertas, fue fabricado ente 1954 y 1963. Solamente se hicieron alrededor de 1.400 unidades y hoy se cotiza al alza debido a que hay pocos ejemplares en buenas condiciones. Uno de esos está en manos de Nico Rosberg, el piloto que fue campeón de Fórmula 1 en 2016.

Ahora también es embajador de la marca de la estrella y no hay mejor modelo para ello que un Mercedes 300 SL Gullwing 1955. A Rosberg también le ha dado por los vídeos en Youtube y en el último nos enseña como conduce su flamante vehículo clásico por las calles de Mónaco. En este lugar, uno de los pocos donde encaja a la perfección el coupé, muestra algunas de las peculiaridades de este modelo que tiene más de medio siglo a sus espaldas.

Del 300 SL Gullwing llama la atención hasta el proceso de arranque. Aunque la mayoría de unidades serán usadas para exhibiciones y no llegarán a tocar el asfalto, el piloto alemán no duda en disfrutarlo. Muestra curiosidades como que el volante se puede desplazar para entrar al coche o como se abren las ventanillas. Después ya está listo para salir del parking maniobrando ante la ausencia de ayudas electrónicas y lidiando con un cambio a la vieja usanza.

Durante el trayecto va comentando la importancia de tener cuidado con este coche que seguro alcanza las siete cifras. La unidad que conduce Rosberg apenas tiene 48.000 kilómetros y su estado es óptimo, apreciándose una restauración muy completa. Eso incluye la actualización del motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros, que con 215 CV, conseguía que fuera uno de los modelos más rápidos de su época. Enhorabuena a Nico Rosberg por su flamante coche y por seguir dándole uso en algunas ocasiones.

Fuente: Nico Rosberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta