Increíble este vídeo grabado durante la celebración de la Mille Miglia 2012. Un periodista estaba grabando imágenes de superdeportivos como un Lamborghini Gallardo cuando atrapó en la cámara una de las maniobras de adelantamiento más temerarias que hemos visto nunca.

A un lado, un superdeportivo Mercedes SLS AMG con 572 CV de potencia y que vale 200.000 euros y por el otro un gran camión de Volvo que podría destrozarlo en mil pedazos. Y ya no es solo poner el riesgo el coche. Es poner en riesgo tu vida… sin ningún motivo.

En un momento, casi parece que el SLS va a chocar con el camión, pero parece que mide bien las distancias (sobre todo el ancho) del superdeportivo con motor V8 muy bien. A veces, se tiene demasiado dinero y no el suficiente el sentido común… ¿De qué le serviría tanto dinero en el más allá? Pues eso.

Vía: Autoevolution

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta