A principios de esta semana conocíamos el nombre del primer coche 100% eléctrico de Porsche. Tras contar con híbridos e híbridos enchufables, el Porsche Taycan (con nombre de potro encabritado) avanza que no será un coche electrico más.

El primer vídeo de la marca nos adelanta buena parte de lo que vendrá. Y nos gusta, porque en este mundo en que cada vez pesan más aspectos como la conectividad o la conducción autónoma es de agradecer que siga habiendo cabida para coches pasionales. Coches, como aseguran en el vídeo, con alma. Independientemente de que estén movidos por electricidad. El verdadero valor del coche es pasar un día al volante de ellos, disfrutando cada kilómetro recorrido:

Apostar por coches que ofrecen sensaciones, es clave marcas como Porsche. Lo ha sido durante los pasados 70 años, desde que hacían coches casi artesanalmente en aquel aserradero de Gmünd y es hasta obvio que continúen por la senda que les ha llevado hasta aquí. Aunque haya que olvidarse de los motores bóxer y pasarse a la movilidad eléctrica.

Desde luego, si atendemos a las cifras presentadas por el Porsche Mission E (la base del Taycan) no hay lugar a dudas. Este prototipo se movía gracias a un par de motores eléctricos con unos 600 CV de potencia. Anunciaba una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y podía alcanzar los 200 km/h desde parado en apenas 12 segundos. Y todo ello, con más de 500 km de autonomía. Estamos ansiosos por conocer las cifras definitivas del Taycan y, por qué negarlo, ponernos tras el volante.

Fuente: Porsche
Galería de fotos del Porsche Mission E:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta