La Scuderia Ferrari no necesita de demasiada presentación, ¿verdad? Es el equipo en activo más veterano del campeonato de Fórmula 1, cuya primera participación data el 21 de mayo de 1950, justo cuando se celebraba en Mónaco el segundo Gran Premio de F1 de la historia; el primero fue Silverstone. La montura empleada fue un Ferrari 125 que, bajo las habilidades de Juan Manuel Fangio, consiguió un meritorio segundo puesto.

La primera victoria no llegaría hasta el 14 de julio de 1951, cuando el también argentino José Froilán González consiguió la primera victoria para la cuadra roja. Desde entonces, nadie ha conseguido más victorias (235), campeonatos del mundo de pilotos (15) y de constructores (16). Los 90 años de la Scuderia Ferrari en las carreras han incluido momentos dominantes, desastrosos y legendarios, especialmente a partir de 1947, cuando comenzó a construir sus propios coches.

Ferrari 125 conducido por Juan Manuel Fangio en el Gran Premio de Mónaco (1950)

Curiosamente, su catalizador fue el temible Maserati “Sedici Cilindri” (“Dieciséis Cilindros”) bimotor. “Baconin” Borzacchini lo condujo a lo largo de 10 kilómetros de estrechas carreteras públicas de Cremona a casi 250 km/h, en octubre de 1929. Una quincena más tarde se celebró una elegante celebración en Bolonia con la presencia de Enzo Ferrari y Alfa Romeo. No es casualidad que el primer bólido rojo en equipar el escudo del cavallino rampante sea un modelo de la casa del biscione.

Los hermanos Maserati, principalmente Alfieri y Ernesto, fueron los mejores ingenieros y conductores, pero Ferrari fue el más inteligente, un oportunista. ¿Fue por casualidad que se encontró flanqueado en la mesa por pilotos aficionados con gran solvencia económica, inexpertos pero entusiastas? Alfredo Caniato y Mario Tadini hicieron una gran inversión junto con Alfa Romeo, Pirelli, el propio Enzo y un amigo suyo para poder competir.

Los contactos de Il Commendatore, reunidos y atendidos desde la Primera Guerra Mundial, tenían un gran valor para los proveedores Shell, Bosch y Champion, además de las compañías de carburadores Memini y Weber. Así, el 16 de noviembre de 1929 cuando se fundó la nueva empresa en la oficina del notario Alberto Della Fontana en Módena. La idea inicial era comprar coches a Alfa Romeo para participar en el calendario nacional y el de la Asociación Nacional de Clubes de Automóviles.

El equipo compitió por primera vez en la Mille Miglia de 1930 con su primera victoria en Trieste-Opicina el 15 de junio de ese año, cortesía del gran Tazio Nuvolari. Dos años más tarde apareció el primer cavallino rampante impreso sobre el capó de un Alfa Romeo Tipo B. El diseño fue heredado del empleado en el avión del héroe de guerra Francesco Baracca, y colocado sobre un fondo amarillo, el color de la ciudad de Módena.

Alfa Romeo Tipo B P3, el primer coche que lució el escudo del cavallino rampante (Imagen: Museo Ferrari)
Alfa Romeo Tipo B P3, el primer coche que lució el escudo del cavallino rampante (Imagen: Museo Ferrari)

Desde entonces, todo ha sido una montaña rusa de alegrías y desazones que han conformado el propio encanto de la squadra rossa. Michael Schumacher, Alberto Ascari, Niki Lauda, Juan Manuel Fangio, Alain Prost, Nigel Mansell, Gilles Villeneuve, Kimi Räikkönen o Fernando Alonso, son algunos de los nombres que han pasado por la Scuderia Ferrari, y todos ellos se han ganado el recuerdo de los aficionados en una historia que lleva desarrollándose nueve décadas.

Para celebrar este aniversario de manera apropiada con sus feligreses de la marca, el equipo de Maranello ha creado un corto titulado 90 años en 90 segundos. El vídeo representa la visión de Enzo del auténtico significado de un equipo de competición: pasión. Pasión por ganar, pasión por ser siempre el mejor, pasión por no dejarse nunca pisotear. Ojalá ese espíritu motivacional inunde al equipo de cara a los próximos años. ¡Felicidades Scuderia Ferrari!

Fuente: Ferrari

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta