El renovado Volkswagen Golf parece más moderno y tecnológico que su predecesor, o al menos eso es lo que se nos hace creer cada vez que un fabricante lanza un nuevo modelo. Sin embargo, esta mayor dosis de vanguardia también escondería un deseo interno de optimizar los costes de fabricación en muchos otros puntos, algunos de ellos hasta chirriantes. Ello lo podemos ver en un vídeo publicado por el especialista esloveno de la marca, MtlCarGarage.

Para hacer la comparativa, se han tomado como objeto de análisis a un Golf R de comienzos de 2017 (es decir, tras el lavado de cara de la séptima generación), y a un Golf recién salido de la línea de producción (Mk.8). El clip comienza con piezas sencillas como la falta de una barra de gas para la apertura del capó, que se ha visto sustituida por la clásica barra de despliegue manual; o las cubiertas sobre las cerraduras de las manijas de las puertas, ahora directamente sin nada que tape el bombín.

Por fuera, no hay mucho más que destacar. Una vez dentro la cosa cambia, continuado con algunos otros detalles más molestos como el hecho de que hay menos compartimentos de almacenamiento. De hecho, el pequeño espacio que había al lado izquierdo de la columna de dirección ha desaparecido. El vídeo también menciona el plástico duro que conforma la guantera en lugar de una superficie forrada de fieltro, lo que ayudará a aumentar los ruidos a bordo cuando haya objetos sueltos en su interior.

Del mismo modo, el Golf previo tenía un espejo retrovisor central sin bordes, mientras que el nuevo opta por uno más clásico y menos elegante, con los bordes de plástico. La cubierta para el portavasos también desaparece, siendo ahora más “honesto”. No sabemos si tales cambios llegan a abaratar realmente mucho el conjunto, pero como se puede ver, el resultado da la sensación ciertamente de que Volkswagen ha tenido que hacer un habitáculo más low cost a costa de integrar más funciones tecnológicas.

Y ni aún con esas parece mejorar a su predecesor. El Golf era conocido por tener uno de los interiores más ergonómicamente idílicos de su clase, al menos hasta que ha llegado el Mk.8. En el Mk.7 todo está justo donde esperarías encontrarlo. En el nuevo modelo, sin embargo, las funciones que normalmente operarías con solo tocar un botón ahora están dentro del nuevo sistema de infoentretenimiento, incluido el apagado del sistema de arranque y parada, mientras que el panel de control del sistema de climatización requiere más tiempo de familiarización.

Además de hacer que las acciones simples sean más complicadas, el argumento aquí es que poner todo en un sistema táctil también es una medida de reducción de costes. Además, existe un argumento de seguridad en el sentido de que el conductor no puede operar controles táctiles con la mano sin mirar a la pantalla. Para ajustar algo como la temperatura, uno debe mirar físicamente el nivel de temperatura en la susodicha en lugar de girar intuitivamente un dial, lo que obliga a apartar la vista del camino.

El cuadro de instrumentos digital tampoco se presenta de manera amable con su tamaño, forma y molduras de plástico negro que lo rodean, en comparación con el diseño utilizado en el Golf de séptima generación. De hecho, esas molduras están ahí para minimizar la sensación de una pantalla que ve reducida su tamaño, siendo antes de 12,3 pulgadas y ahora de 10. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, en el Golf Mk.7, el Digital Cockpit era de serie solo en el acabado más alto, mientras que en el Golf Mk.8 vendrá de fábrica en todas las versiones.

El entorno de este hábitat digital también parece más básico en su recorte y luce un plástico brillante que, en última instancia, no consigue emanar el efecto más hermoso, retiene el polvo y las huellas como ninguna otra superficie, y es particularmente reflectante. El nuevo panel de interruptores de luz, también táctil, replica los mismos fallos anteriormente mencionados. El cómputo global es un nuevo modelo que intenta calar por el ojo por encima de la practicidad y ergonomía a bordo.

Fuente: MtlCarGarage

Vía: YouTube

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta