La YouTuber y manitas Simone Giertz, alias “la reina de los robots de mierda”, se cansó de esperar a que Tesla lanzase su camioneta eléctrica, así que ella construyó la suya propia. Cogió un Tesla Model 3, unos cortes aquí y allá, et voilà, he aquí la primera pick-up de Tesla funcional del mundo. Saluda a Truckla.

Si quieres una camioneta eléctrica, no tienes ninguna opción de momento. Puede que aquí en Europa no sea el segmento más codiciado, pero al otro lado del charco son vehículos de culto. En principio, será Tesla quien ponga en venta la primera pick-up eléctrica, aunque no lo hará antes de verano (en caso de ocurrir). Por otro lado, una pequeña empresa llamada Rivian también viene pisando fuerte, con su modelo R1T a la espera de ser producido.

Por tanto, si quieres una ahora mismo, hazla tú mismo. Giertz y su equipo emplearon como base un Model 3, el más económico que puedes comprar nuevo, y durante 12 meses estuvieron trabajando en la conversión de berlina a camioneta. Lo primero era bautizar la nueva creación, así que Giertz escogió el nombre de Truckla. Se retiró la ventana posterior, el interior y manos a la obra para empezar a cortar.

No fue un proyecto sin obstáculos. Después de quitar el asiento trasero y el maletero, el Model 3 se negaba a dar su brazo a torcer. El coche estaba reportando “todos sus muchos fallos” a la sede de Tesla, vamos, que se estaba chivando de todo lo que le estaban haciendo. También tuvieron problemas después de cortar la primera viga, cuando el metal comenzó a doblarse ligeramente. Por suerte fueron capaces de reforzar el acero y seguir adelante.

Una vez eliminado todo cuanto sobraba para incorporar una caja de carga, Giertz y su equipo tomaron una proveniente de una Ford F-150 para adaptarla al culo del Model 3. Se integró una nueva luna trasera de una camioneta GMC Canyon para separar el habitáculo de la caja, además de unas barras portaequipajes en el techo y unos faros LED para no desentonar con el entorno. Eso sí, aún necesita algo más de tiempo para estar lista del todo.

Según Giertz, Truckla está operativa, pero no estará completamente terminada hasta julio, cuando haya recibido una impermeabilización adicional para la batería, un forro para la caja y rematar tanto el interior como el exterior. Con la idea de moverse con mejores garantías en terrenos abruptos, también quiere instalar un kit de suspensión que eleve la altura libre al suelo. Desde luego, un trabajo por el que merece la pena quitarse el sombrero.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta