Ya habíamos hablado en otras ocasiones que una buena organización del equipaje en el maletero es clave para realizar un viaje más seguro y cómodo. Sobre todo a la hora de realizar desplazamientos largos y de bastantes días en los que el maletero suele ir lleno. Es uno de los diez puntos clave antes de realizar un viaje.

La distribución correcta del peso en los viajes de larga duración puede resultar un factor decisivo a la hora de evitar problemas de estabilidad o incluso de frenado del coche. Si queremos que la conducción durante el viaje sea lo más parecida a la habitual posible debemos seguir estos sencillos consejos:

  • Las maletas siempre en el maletero. Meter el equipaje en el habitáculo del vehículo (en los asientos traseros, o bajo la luna trasera) es peligroso para las personas que viajan en su interior. Si se produce un frenazo brusco o un choque, por leve que sea, los objetos mal colocados saldrán disparados hacia los ocupantes y provocarles lesiones.
  • La carga, además de ir siempre en el maletero, debe mantener el equilibrio del coche. Si distribuyes mal la carga, alteras el equilibrio de tu vehículo y se vuelve más inestable y difícil de conducir. Debes colocar los objetos más pesados en la parte inferior del maletero, y centrarlos lo máximo posible para mantener el centro de gravedad conjunto lo más bajo posible. Los objetos menos pesados, pueden ir colocados sobre los más pesados, repartidos de manera que se muevan lo mínimo. Así evitarás que la carga del vehículo cree algún contratiempo durante el trayecto.
  • En caso de tener que llevar mucho equipaje es aconsejable utilizar las bacas de la parte superior del vehículo. O mejor aún, un cofre, la mejor opción para transportar maletas en la parte superior del coche. Como tiene una forma aerodinámica afectará mucho menos al comportamiento del vehículo. Eso sí, debemos asegurarnos de que los anclajes están en consonancia con la baca del vehículo. Dentro de ellos, el peso también debe de ir bien organizado, debe de mantener un equilibrio, y no debemos dejar bultos sueltos en su interior.
  • Es recomendable evitar viajar con peso encima del coche si no dispones de uno de estos baúles. En el caso de tener que hacerlo sin baúl, es muy importante distribuir bien los objetos de manera que no afecte a la aerodinámica del vehículo. La zona delantera del equipaje no debe de sobrepasar la altura de la trasera, si no estamos generando una mayor resistencia al aire, que se traduce en una disminución de la estabilidad del conjunto, y en un aumento del consumo de combustible.
  • Es muy importante que los bultos no sobrepasen la anchura del coche, y además, tampoco se debe superar el peso especificado por el fabricante. En el caso de bicicletas, es especialmente peligroso llevarlas mal.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta