Hace unos días te hablábamos de los novedosos aspersores de sal que ya cuentan con una instalación en fase de pruebas en Teruél y que pueden suponer el fin de los camiones que se encargan de esta función. Los científicos siguen avanzando en este campo con el objetivo de impedir la formación de placas de hielo en el pavimento cuando llega el invierno y parece que han dado con una solución realmente interesante.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Turquía liderado por el doctor Seda Kizilel han desarrollado un proyecto que ha consistido en comprobar si era posible mezclar el asfalto con sal. Para lograrlo han combinado en un mismo compuesto sal de potasio con un polímero hidrofóbico (que repele el agua). Una vez conseguida esa mezcla la han añadido al betún, uno de los componentes del asfalto. El resultado es un compuesto que, gracias a su contenido en sal, retrasa la formación del hielo.

carretera_hielo

Tras varios meses en pruebas, los científicos han comprobado que este compuesto seguía liberando sal tras dos meses. Este periodo de tiempo aumentaría si este compuesto se introdujera directamente en el asfalto real de las carreteras. En condiciones reales el desgaste producido por los coches en la superficie del asfalto salado permitiría liberarla de las capas inferiores, alargando su función durante años.

Este nuevo descubrimiento reduciría la formación de hielo en las carreteras, lo que implica una disminución considerable de los accidentes derivados de pérdidas del control del vehículo sobre el pavimento helado. Una propuesta innovadora, que ayudaría a minorar el número de fallecidos en las carreteras además de  agilizar la circulación enlas carreteras ya que los camiones quedarían a un lado.

Fuente: American Chemical Society

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta