Hay coches que marcan un antes y un después de muchas maneras, a veces por el diseño, otras por el motor… En algún caso cambian la historia por algo que no llegamos a saber, pero que igualmente altera la vida de aquel que lo posee. Ya hablamos del “Pequeño Bastardo” con el que murió James Dean, el amor del famoso actor, pero también su perdición. En él perdió su vida, y todavía hoy es uno de los accidentes más recordados.,,

La historia que os traemos hoy es seguramente más espeluznante que cualquier otra relacionada con algún coche, y es que hablamos del Gräf und Stift Double Phaeton de color muerte. Fabricado en Viena en 1910, este coche estuvo presente durante el desencadenante de la I Guerra Mundial, y a partir de ahí sólo trajo desgracia y muerte a todos los dueños que tuvo.

Las primeras víctimas que hubo sobre el coche austriaco fueron los propios Archiduques de Austria, Francisco Fernando de Habsburgo y Sofía de Hohenberg. El primer aviso fue una bomba lanzada al coche que hirió a varios militares y escolta.. pero no a los Archiduques. A pesar de todo, continuaron su camino y el conductor se equivocó de ruta, llegando a una calle cortada en la que un anarquista serbio aprovechó para matar a ambos. Este asesinato, que tuvo lugar el 28 de junio de 1914, supuso la explosión de la I Guerra Mundial, de la que cómo no, el Gräf und Stift Double Phaeton fue testigo directo.

graf und stift 2Tras ese incidente, un general del ejército serbio compró el coche, quien semanas después fue herido en combate, derrotado y destituido. El siguiente dueño, un oficial del Estado Mayor murió al poco de comprar el coche en un accidente con él, tras intentar esquivar a unos campesinos que cruzaban la carretera. A pesar de la muerte del conductor, el coche no sufrió daños, por lo que pudo volver a ser vendido.

La siguiente persona en comprarlo fue el gobernador de Yugoslavia, quien perdió un brazo en uno de los múltiples accidentes que tuvo con el coche, por lo que decidió deshacerse de él… y se lo pasó a un doctor,  quien lo tuvo durante seis meses, hasta que murió al volcar el coche en un accidente.

Un joyero fue el heredero de esta maldición al comprar el coche. Éste murió, no en un accidente sino que se suicidó por causas desconocidas al haber pasado 3 meses de la compra. Su viuda decidió vender el coche ya sospechando sobre la leyenda negra que rodeaba al Double Phaeton.

Otra vez fue un médico su dueño. Éste decidió venderlo debido a la cantidad de pacientes que perdía desde que compró el coche. Se lo vendió a un suizo esta vez, alguien quien decía no ser supersticioso.

El suizo que compró el Gräf und Staft no vivió mucha felicidad con el coche, y si la vivió fue por poco tiempo, ya que murió en un accidente conduciéndolo. El coche salió casi intacto de nuevo.

graf und stift 4El coche fue comprado tras el accidente por un coleccionista serbio, que no tuvo ningún accidente con el coche… pero dejó de funcionar cuando circulaba con él por un camino. Un campesino decidió ayudar al coleccionista a arrastrar el coche con sus bueyes, y para sorpresa de ellos, el coche comenzó a funcionar y atropelló a quienes intentaban arrastrarlo, dejando más víctimas tras él.

Una casa de alquiler de coches decidió comprar entonces el coche y su propietario decidió pintarlo de azul para evitar así cualquier tipo de superstición que pudiera venir del color. En su primer servicio como coche de alquiler el coche, que llevaba a seis ocupantes a una boda, se estrelló contra otro vehículo. En el accidente murieron cuatro de los seis ocupantes, entre ellos el dueño de la casa de alquiler de coches, que hacía las funciones de chófer.

Su último dueño sigue siendo el gobierno austriaco, quien lo exhibe en un museo tras haberlo pintado de su color original. El museo en el que está expuesto, fue seriamente asediado por bombardeos durante la II Guerra Mundial, y a pesar de que se perdieron muchas cosas de ese museo… El Gräf und Staft salió intacto.

graf und stiftUn dato curioso sobre este coche es su matrícula, la cual es A III 118. Fue la fecha en la que se firmó el armsticio de la I Guerra Mundial, el 11/11/18… Casualmente coincidiendo la letra con la inicial de con la que empieza la palabra armsticio y los números de la fecha con los de la matrícula.

Vía: Car and Driver, Diariomotor

1 COMENTARIO

Deja una respuesta