Ya sabemos que las compañías automovilísticas están cada vez más concienciadas con el medio ambiente y nosotros estamos más que acostumbrados a ver vehículos híbridos y eléctricos por las calles o medios de comunicación. Pero, ¿alguna vez os habéis preguntado sobre la producción de estos coches? No tiene mucho sentido hablar de sostenibilidad ecológica en el sector de la automoción si la producción de esos coches contamina más que antes.

Y eso es lo que piensa una empresa de California, Divergent Microfactories, cuyo fundador explica que un gran porcentaje de las emisiones totales de un vehículo vienen de los materiales y energía utilizados para construirlo.

coche_3D_1

Algunas empresas ya han encontrado la solución, utilizar la tecnología 3D para crear los coches. El Urbee, Strati o C16 son ejemplos de ello, pero el fundador de Divergent Microfactories, Kevin Czinger, ha decidido ir más allá y utilizar esta tecnología para crear coches superdeportivos.

Este tipo de fabricación tiene numerosas ventajas sobre la que conocemos hasta ahora: reduce las emisiones, los materiales utilizados, el tiempo de fabricación, y, por lo tanto, los costes. Además según Divergent son coches un 90% más ligeros, duran más, producen menos accidentes y tienen más calidad.

coche_3D (4)

Blade, que es el nombre que han puesto a este superdeportivo en 3D, pesa unos 630 Kg., utiliza un motor 4 cilindros de 700 CV, y puede ir de 0 a 100 km/h en unos 2 segundos (más rápido que un McLaren P1). Se puede utilizar cualquier material para fabricarlo, incluso lycra, y sólo se necesita media hora para juntar todas las piezas del chasis, hechas de fibra de carbono, a mano, aunque el proceso completo tarda unas 40 horas. En este vídeo puedes hacerte una idea de cómo se hace:

Pero este no es el único vehículo que se puede construir con esta tecnología, se puede hacer desde un superdeportivo hasta pick-ups. No deja de impresionarnos todo lo que se puede hacer con la tecnología 3D, que sin duda es otra gran amenaza para los fabricantes de vehículos tradicionales.

Fuente: Divergent Microfactories
Galería:

Ver galeria (19 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta