Un consorcio formado por BMW, Bosch y la compañía de servicios públicos Vattenfall, acaba de presentar el programa Second Life Batteries, una solución de almacenamiento de energía que pretende recuperar las baterías de los coches eléctricos con el objetivo de darles un segundo uso.

El programa Second Life Batteries pretende ser un almacén de energía de un parque eólico y estará ubicado en las instalaciones que Vatenfall tiene en la ciudad alemana de Hamburgo. Un sistema que pueda proporcionar energía en sólo unos segundos y que ayude a estabilizar la red eléctrica. Se espera que este almacén esté formado por más de un centenar de baterías interconectadas provenientes de los coches eléctricos.

El objetivo de todo esto es dar un segundo uso a esas baterías una vez que ya hayan cumplido su cometido original, lo que a su vez puede interesar a otros fabricantes como Tesla, Nissan, o Toyota, que ya poseen programas específicos para el reciclado de las baterías en sus modelos una vez que agotan su vida útil.

Además, se está pensando en instalar otro emplazamiento de características similares pero, en este caso, destinado al reciclaje de baterías para las viviendas particulares, en una idea similar a la batería de Tesla para el hogar. Esta microred de baterías permitiría a la red reducir la demanda en las horas punta gracias a que las baterías se recargarían durante las horas de menos demanda.

bmw-bosch-baterias

¿Qué hace cada parte?

BMW será el proveedor de las baterías que vendrán de los antiguos Serie 1 del programa Active E y de los nuevos i3, cuando dejen de cumplir la función para la que fueron fabricadas por pérdida de capacidad o deterioro.

Por su parte, Bosch será el que se encargue de la integración de las baterías y la gestión del sistema y Vatenfall será el operador de este parque de almacenamiento, que tendrá una capacidad energética total de más de 2 MW.

Fuentes: BMW, Bosch

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta