BMW continúa su desarrollo de la movilidad eléctrica. El fabricante trabaja con la Universidad Tecnológica de Chemnitz y el ayuntamiento de Leipzig para llevar a cabo un estudio de la electromovilidad con viajeros de larga distancia en quince BMW ActiveE.

El proyecto, financiado por el gobierno de Baviera, analizará viajes diarios de entre 40 y 100 kilómetros en cinco fases de 12 semanas cada uno. En los hogar o puestos de trabajo de los probadores instalarán puntos de recarga. Luego, todos esos datos se unirán a todos los recogidos en estadpos Unidos  tras los 16 millones de km de las pruebas de su Mini E y cerca de cinco millones de kilómetros con su segundo modelo eléctrico, el ActiveE.

Todo parece indicar que las pruebas continuarán con los BMW i3 y BMW i3 Coupe a finales de 2012. El i3 será el primer coche eléctrico de producción producido por el fabricante de automóviles alemán, pero la marca lleva 40 años desarrollando BMW eléctricos experimentales. Todos estos:

BMW 1602 Eléctrica (1972)

En 1969 BMW construyó dos vehículos experimentales sobre la base del BMW Serie 02 para investigar la idoneidad de fabricar una unidad eléctrica. El motor eléctrico de 85 kg extraía su energía a de doce baterías estándar Varta de 12V, colocadas en el compartimiento del motor sobre una plataforma. El paquete de baterías pesaba 350 kilogramos

BMW decidió probar los prototipos de vehículos en los Juegos Olímpicos de 1972 en Munich, donde fueron los vehículos de apoyo para el maratón, entre otras tareas. El motor eléctrico se duplicó como un generador, para que la energía producida durante el frenado se almacenase en la batería (freno regenerativo). No obstante, pronto se hizo evidente que las desventajas de los vehículos eléctricos sólo podían resolverse con avances en la tecnología de las baterías. Pero el BMW 1602 Electric fue un buen primer intento.

Especificaciones técnicas:

  • Motor: Bosch eléctrico de 43,5 CV (32 kW)
  • Almacenamiento de energía: 12 baterias Varta de plomo-ácido.
  • Capacidad: 12,6 kWh
  • Peso: 350 kg.
  • Velocidad máxima: 100 km/h.
  • Aceleración 0-50 km/h: 8 segundos.
  • Autonomía en tráfico urbano: 30 km (19 millas)

BMW LS eléctrico (1975)

Es uno de esos modelos que envejecen bien, con una línea más moderna que otros coches más recientes que se ven más anticuados. Con base del BMW LS, un modelo descartado, BMW se embarcó en 1975 en este nuevo proyecto que se mantuvo en secreto. Las pruebas de conducción comenzaron en diciembre de 1976.

Utilizaba un nuevo motor de corriente continua de Bosch, movido con la energía de diez baterías Varta de plomo con Aquamatic. Fue la primera vez que el vehículo incluía un cargador completo con cables de carga y un cierre automático del mecanismo, lo que permitió que las baterías se puede conectar a una toma de corriente estándar y se recargase en 14 horas. Se mantuvieron los frenos de tambor, aunque se dio prioridad al uso del freno eléctrico regenerativo. El parabrisas con calefacción y la climatización funcionaban gracias a un acumulador eléctrico de Bauknecht.

Especificaciones técnicas:

  • Motor: Bosch de corriente contínua de 8 kW / 17 kW de potencia.
  • Almacenamiento de energía: 10 baterías de plomo (Varta)
  • Capacidad: 10,8 kWh.
  • Peso: 318 kg.
  • Velocidad máxima: 65 km/h.
  • Aceleración 0-50 km/h: 11,4 seg.
  • Autonomía en tráfico urbano: 30 km.

BMW 325ix (1987-1990)

El proyecto “Coche eléctrico con batería de alta energía”, empezó en 1981 y convirtió a ocho BMW 325ix en modelos de tracción delantera. En 1987 estaban listos para las pruebas de una nueva batería de sodio y azufre (NaS) sin mantenimiento, desarrollado por Asea Brown Boveri (ABB) para usarse especificamente en vehículos eléctricos. Tenían una densidad de energía tres veces mayor que los acumuladores de plomo, y mitigaban algo los hándicaps del coche eléctrico como el peso de la batería y el espacio requerido.

Todo el control electrónico se alojaba en un compartimento compacto al lado del motor. El equipo de dirección del proyecto decidió realizar las primeras pruebas reales y un BMW Serie 3 Touring se portó de maravilla como vehículo de entrega para el servicio postal alemán, por ejemplo, mientras que otros  prototipos se mostraron resolutivos como coches urbanos, usados por autoridades estatales y locales. Eso sí, estos vehículos de la prueba fueron equipados con un sistema de agua caliente (con gasóleo como combustible) para calentar el interior.

Especificaciones técnicas:

  • Motor: ABB con corriente continua de 17 kW / 22 kW
  • Almacenamiento de energía: Sodio-azufre de alta energía.
  • Capacidad de 22 kWh.
  • Peso: 265 kg.
  • Velocidad máxima: 100 km/h.
  • Aceleración 0-50 km/h: 9 segundos.
  • Autonomía en tráfico urbano: 150 km.

BMW E1 y E2 (1991-1993)

Animados por los resultados positivos con la nueva batería NaS, BMW Technik desarrolló un vehículo eléctrico desde cero. El objetivo era investigar las ventajas y desventajas de los coches eléctrico en la práctica. Debía tener suficiente espacio para cuatro adultos y su equipaje, además de cumplir unos exigentes estándares de seguridad. Y todo ello manteniendo el peso al mínimo.

Tras apenas diez meses de desarrollo, BMW hizo público el resultado en el Salón de Frankfurt de 1991: el BMW E1tenía un diseño compacto (medía 3.460 mm de largo con una larga distancia entre ejes, de 2.325 mm). Y unas características técnicas enormemente sofisticadas, como la carrocería de alta resistencia fabricada con perfiles de aluminio y plásticos reciclables.

La batería de alta resistencia, de 200 kilogramos, iba alojada bajo de los asientos traseros y el motor eléctrico estaba integrado en el eje trasero, junto con la transmisión. Las baterías se recargaban en sólo seis horas conectadas a la red eléctrica y en dos horas en una estación de carga especial. Y su autonomía, de 160 kilómetros, era suficiente para cubrir la zona de influencia de las principales áreas metropolitanas.

En el Salón de Frankfurt de 1993 se presentó una segunda versión más avanzada del BMW E, equipada con un nuevo medio de almacenamiento de energía a base de cloruro de sodio-níquel (NaNiCl2). Además del frenado regenerativo, la energía generada durante la deceleración pasaba automáticamente a la batería.

Especificaciones técnicas:

  • Almacenamiento de energía: Baterías de sodio-azufre y  de sodio-cloruro de níquel, con 19,2 kWh de capacidad y unos 200 kg de peso.
  • Velocidad máxima: 120 / 125 km/h.
  • Aceleración 0-50 km/h: 6 / 5,6 segundos
  • Autonomía en tráfico urbano 160 km.

BMW 325 eléctrico (1992-1997)

La tercera generación del BMW Serie 3 (aquí tienes la historia del BMW Serie 3) sirvió de base para crear unos 25 vehículos experimentales, que fueron utilizados para probar y perfeccionar nuevos componentes. La primera generación de estos prototipos incluyó ocho modelos que participaron en un proyecto de investigación conjunta con otros fabricantes en la isla alemana de Rügen (con el apoyo del Ministerio alemán de Investigación y Tecnología). Otros seis vehículos de prueba se incorporaron a la flota del Gobierno del Estado de Baviera.

Las baterías de sulfuro de sodio dieron algunos problemas, así que en 1993 se cambiaron a otras cloruro de níquel-sodio y uno de los vehículos de la flota de Rügen equipó una de níquel-cadmio. A lo largo del desarrollo se utilizaron motores eléctricos con una potencia de hasta 45 kW, que ahora pesaba sólo 65 kilogramos incluyendo la transmisión. También hubo notables progresos en el almacenamiento de energía, con una carga rápida del 75% de su capacidad en sólo 40 minutos. Y se llegó a recuperar hasta un 20% de la energía eléctrica durante la conducción.

Las pruebas de los motores y baterías entre 1992 y 1996 produjo una gran cantidad de datos, que proporcionaron una valiosa guía para el desarrollo futuro. Se fabricó una segunda generación de diez vehículos experimentales más entre 1995 y 1997, con mejoras en términos de rendimiento y autonomía

Especificaciones técnicas:

  • Almacenamiento de energía: Baterías de sodio-cloruro de níquel de 21,7 kWh / 29 kWh y un peso de 260 kg / 350 kg.
  • Velocidad máxima: 128 km/h / 135 km/h.
  • Aceleración 0-50 km/h: 8 segundos / 6 segundos.
  • Autonomía en ciudad: 120 / 150 km.

MINI E (desde 2008)

Cuando el BMW Group presentó por primera vez el MINI E en 2008, creó una flota de más de 600 coches eléctricos para probarlos en un uso y cotidiano. Se trató de un proyecto piloto de amplia base, que acabó con el lanzamiento del coche eléctrico… pero solo para determinados clientes privados y corporativos, primero en EE.UU. y luego en Europa.

La evolución de las baterías de iones de litio alcanzó un nuevo nivel en el MINI E, con una  potencia y autonomías más que interesantes. Se les proporcionó a los clientes una estación especial de carga, que recargaba completamente el coche en dos horas y media. Uno de los prototipos de MINI con más futuro.

Especificaciones técnicas:

  • Potencia: 150 kW
  • Almacenamiento de energía: Batería de iones de litio, 35 kW, 260 kg de peso.
  • Velocidad máxima: 152 km/h.
  • Aceleración 0-100 km/h: 8,5 segundos.
  • Autonomía: Unos 250 km.

BMW ActiveE (desde 2010)

A principios de 2010 conocimos el BMW Concept ActiveE en el Salón de Detrroit 2010, y los componentes incorporados no comprometen el espacio del BMW Serie 1 Coupé sobre cuya base fue construido. Pero era más ue un prototipo. Se fabricó toda una flota de prueba de más de 1.000 modelos, que entraron en servicio en 2011. Fue plenamente desarrollado por el Grupo BMW.

El BMW ActiveE entrega una potencia de 125 kW y tiene un par máximo de 250 Nm. Alcanza 100 km/h desde parado en tan sólo nueve segundos, mientras que el nuevo diseño de la batería iones de litio le otorga una autonomía de de unos 160 kilómetros. Fue entonces cuando el Grupo BMW anunció que comercializará eléctricos a través de su nueva submarca BMW i a partir de 2013.

Especificaciones técnicas:

  • Potencia: 125 kW
  • Almacenamiento de energía: Batería de iones de litio, 32 kWh, 450 kg.
  • Velocidad máxima: 145 km/h.
  • Aceleración 0-100 km/h: 9 segundos
  • Autonomía en tráfico urbano: 160 km.

Fuente: BMW Coop

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta