Quien más o quien menos conoce la historia del Volkswagen Beetle. En los años 30 del siglo pasado surgió en Alemania un proyecto para construir un automóvil que fuese accesible para un gran número de personas, el “Volks Wagen” (coche del pueblo). Cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933, pretendió relanzar la industria del automóvil alemana, para que fuese más competitiva que la alemana y francesa, con la premisa de crear un coche así.

A la cabeza de este proyecto para construir un vehículo sencillo y barato que pudiese estar al alcance de la mayoría de los alemanes se colocó a Ferdinad Porche, un ingeniero alemán que desde sus inicios deseaba fabricar un coche económico y asequible a las masas, algo que no encajaba con la filosofia elitista de los fabricantes alemanes de la época. Después de trabajar desarrollando prototipos para diversas compañías, entre las que estaba NSU, una filial de Fiat que trabajaba en un proyecto parecido, llegó su momento de gloria, cuando los nazis le pidieron que dirigiera un consorcio automovilístico y desarrollara el Volks Wagen.

Ferdinand Porsche Beetle 01Pese a las reticencias iniciales de los fabricantes alemanes, la RDA (Asociación Alemana de Fabricantes de Coches) contrató a Porsche para desarrollar este nuevo vehículo financiado por el estado alemán. Debía ser un coche familiar para cuatro personas, con un motor refrigerado por aire, con un consumo de 7 l/100 km y alcanzar los 100 km/h.

Beetle nazismoEl diseño sufrió varias evoluciones, hasta llegar a la Serie 38 (en 1938) que recibió el visto bueno de Hitler. Sabedor de que la RDA no colaboraría en la fabricación en serie de su vehículo creó una fábrica (con su propia ciudad donde vivirían sus trabajadores) en el condado de Schloss Wolfsburg, en un pequeño pueblo con una vía fluvial navegable y una central eléctrica propia para proporcionar energía eléctrica.

El Standard Superior, ¿el primer Volkswagen?

Hasta aquí la historia oficial que, más o menos conoce todo el fan del motor. Pero ¿Y si ese no fue ese el primer Volkswagen? ¿Y si lo hubiera creado antes el judio Josef Ganz? Ya te habíamos contado la historia de este fascinante personaje. Josef Ganz era un periodista del motor que odiaba los ejes rígidos, los centros de gravedad altos y las transmisiones ineficientes de los coches de la época. Se rebeló contra ello y en 1923 diseñó, cuando aún era estudiante, el Ganz-Klein-Wagen, un coche con motor central, formas aerodinámicas y suspensiones independientes en las ruedas.

Standard SuperiorDiez años después, Josef Ganz presentaba el Standard Superior en el Salón del Automóvil de Berlín de 1933, de la mano de la fábrica Standard Fahrzeugfabrik de Ludwigsburg. Se trataba nada menos que del tercer intento de popularizar su prototipo, tras dos versiones anteriores que, si bien no habían conseguido una gran producción, sí se había hecho muy popular entre los entendidos del sector. De hecho, la versión anterior al Standard Superior, el Maikäfer, llegó a ser probado por Ferdinad Porsche, ingenieros de Daimler-Benz y de Bayerische Motoren Werke, empresas a las que prestará sus servicios como consultor.

StandardSuperiorEl Standar Superior se puede identificar muy fácilmente como el antecesor del Beetle. En su publicidad, como puedes ver sobre estas líneas, presumía de ser el “deutschen Volkswagen”, o lo que es lo mismo, el coche del pueblo alemán y “el más rápido y económico”. Fue una absoluta revolución para la época, porque su diseño conseguía que fuera más manejable y la línea de su carrocería se parecía… sí, a la de un escarabajo. Tenía muy poco que ver con los coches que se veían entonces. El Volkswagen Beetle se aprovechó de muchas de estas innovaciones.  Además de ser muy parecidos en su perfil, los primeros escarabajos utilizan el mismo sistema de suspensión que el Standard.

Cuenta el libro La extraordinaria vida de Josef Ganz: el judío detrás del Volkswagen de Hitler que la idea del Beetle (cuyo nombre oficial Kdf-Wagen “Kraft durch Freude: fuerza a través de la alegría”, pero todo el mundo lo llamó Escarabajo) de un coche pequeño, fácilmente manejable y barato le surgió tras conocer el Standard. Pero Josef era judio y de Budapest, de ahí que no pudiese ser quien dirigiese el proyecto y los nazis intentasen borrar todo rastro suyo.

Ferdinand Porsche Beetle 02Finalmente, Ferdinand Porsche fue el elegido para esta empresa. El 26 de mayo de 1938 Hitler, subido a bordo de un Kdf-Wagen descapotable (conducido por Ferdinand Porsche), inauguraba la nueva ciudad donde se fabricaría el coche, que se convertiría en mito y uno de los automóviles más vendidos de la historia. El Standard Superior, por su parte, detenía su producción en 1935, obligado por la intervención de los nazis en la economía alemana y hoy en día solo queda un ejemplar. Pero siempre será el primer Volkswagen de la historia.

Vía: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta