Hoy es el día del libro y vamos a hablar de uno que acaba de editarse en Estados Unidos y Canadá: La extraordinaria vida de Josef Ganz cuenta la asombrosa historia de Josef Ganz, un ingeniero judío de Frankfurt, que mayo 1931 creó un revolucionario automóvil pequeño: el Maikäfer (que se puede traducir como chinche o escarabajo). Siete años más tarde la Alemania de Hitler lanzaría el Volkswagen Beetle. Es decir: Los nazis no sólo” tomaron” los prototipos y otros familia de modelos de producción de Ganz como base, sino que también acabaron por quedarse con su apodo.

En esta biografía, escrita como una novela de suspense, Schilperoord cuenta cómo Ganz fue arrestado por la Gestapo, y luego huyó de Alemania… aunque fue perseguido por los nazis más allá de las fronteras germanas. La mayor parte de los cientos de fotos del libro nunca se han publicado antes y provienen de archivo de foto original de Ganz, que Schilperoord ha descubierto ¡en Canadá y Australia! Este es un resumen de la vida de este excepcional personaje:

Su vida

Josef Ganz nació en Budapest en el verano de 1898 y se crió en Viena. Ya de niño Josef Ganz muestra sus habilidades de ingeniería. Con 12 años se le concede la primera patente para un dispositivo de seguridad para los tranvías eléctricos. Tras la Primera Guerra Mundial Ganz se trasladó a Alemania, donde estudió Ingeniería Mecánica.

En 1923, como estudiante, Ganz comenzó el desarrollo de un pequeño coche innovador con un motor central, suspensiones independientes, y una carrocería muy aerodinámica. Luego, un accidente de motocicleta, en el que Ganz casi pierde su pierna derecha, paralizó temporalmente la evolución del Ganz-Klein-Wagen.

Folleto informativo del Ganz-Klein-Wagen, con motor central. 1923.

Josef Ganz criticaba con dureza a los coches producidos en la década de 1920 con sus ejes sólidos, centros de gravedad altos, y transmisiones ineficientes. Comenzó a escribir artículos en revistas del motor, pidiendo a la industria del automóvil que usase tecnología más avanzada.

Sus conocimientos propiciaron que lo nombrasen director de la revista del motor Klein-Motor-Sport. Ganz utilizó esta publicación como plataforma para promover el diseño de un coche innovador. Sus continuas críticas lo convirtieron en un enemigo de los constructores de automóviles conservadores, pero la revista se convirtió en un referente. En 1929 Ganz cambió el título por el de Motor Kritik.

Fragmento de la portada de Klein-Motor-Sport. 1928

En 1930, la compañía de motocicletas Ardie de Nuremberg dio a Ganz la oportunidad de construir un primer prototipo de “su Volkswagen”. El prototipo presentado tenía un chasis de espina central con un motor central, independiente de la suspensión con ejes oscilantes, y una carrocería abierta, con forma de… escarabajo.

Los planes de producción, sin embargo, se detuvieron cuando la asociación de los principales fabricantes de automóviles alemanes bloqueó una propuesta de ley de cambio para permitir que los titulares de una licencia de la motocicleta de conducción funciona como un coche pequeño.

Josef Ganz prueba el Ardie Ganz, prototipo de Volkswagen, en la década de 1930.

Sin embargo, sus trabajos llamaron la atención de Adler, un fabricante de automóviles de Frankfurt, que empleó a Ganz como ingeniero consultor y le ofreció sus instalaciones para construir un prototipo nuevo y mejorado. Ganz completó este coche en mayo de 1931 y llamó a su idea Maikäfer. Ganz dio al coche un aire más convencional, para acercarse a los gustos del público.

Josef Ganz en el prototipo de Maikäfer, 1931.

Las fuerzas industriales bloquearon el desarrollo a mayor escala del Maikäfer, pero Ganz logró conservar su prototipo. Desde entonces, lo utilizó para demostrar que su tecnología era viable y realizó un montón de pruebas de conducción con ingenieros y periodistas. Entre ellos, Ferdinand Porsche, el abuelo de Ferdinand Alexander Porsche, recientemente fallecido y padre del 911, que probó el Maikäfer… antes de acabar un vehículo muy similar.

En el verano de 1931, el Maikäfer fue llevado en camión hasta Stuttgart, donde fue lo probó la junta de directores e ingenieros de Mercedes-Benz. El resultado, el desarrollo de un coche escarabajo con un motor bóxer trasero de cuatro 4 cilindros, diseñado con la ayuda de Josef Ganz, que ya había sido contratado como ingeniero consultor por Mercedes-Benz y por BMW (algo impensable hoy en día).

Primer prototipo del “Beetle”, entondes Mercedes-Benz 120H con motor

El escarabajo de Ganz ya había prendido la mecha en la industria. Los fabricantes habían luchado antes contra Ganz y las ideas que lanzaba desde su revista, pero esta vez ya no podían silenciar su voz crítica y empezaron a adoptar sus ideas revolucionarias. Ahora la duda era quién sería el primero en crear un exitoso motor trasero, en un coche  ligero y aerodinámico.

Ganz, ganó la carrera y fue el primero en comercializar un “Volkswagen”, respaldado por el fabricante de motocicletas Fahrzeugfabrik de Ludwigsburg. Muchas de las patentes de Ganz se utilizaron en el Standard Superior, una versión de producción del Maikäfer con con una carrocería de escarabajo, que fue presentado en el Salón del Automóvil de Berlín en febrero de 1933. Pero un nuevo actor emergía entonces…

Hitler

Adolf Hitler había sido nombrado Canciller de Alemania menos de dos semanas antes del Salón, por lo que fue en encargado de inaugurar el espectáculo del motor. Elogió la labor de los ingenieros alemanes y durante su recorrido por la exposición mostró un serio interés en el Standard Superior y la idea de un Volkswagen para motorizar al pueblo alemán. De hecho, una de las primeras leyes introducidas por su gobierno fue que los titulares de una licencia de conducir motocicletas pudiesen  funcionar los coches pequeños, como por ejemplo el Standard Superior.

Standard Superior que se mostró en el Salón de Berlín. 1933

Pero justo entonces, la historia pegó un giro inesperado. La Gestapo acusó a Josef Ganz de chantajear a la industria del automóvil y lo arrestó en Berlín en mayo de 1933. Estuvo un mes en la cárcel y fue liberado gracias a unos amigos con muchas influyentes. Eso sí, la Gestapo obligó Ganz a abandonar sus puestos de director de Motor-Kritik… y como ingeniero consultor en BMW y Mercedes-Benz.

Mientras su creador pasaba todas estas vicisitudes, el Standard Superior no dejaba de cosechar éxitos en pruebas y carreras. Una nueva y mejorada versión se presentadó en septiembre de 1933. Empezó a comercializarse como el “Volkswagen más rápido y económico alemán”.

Folleto del Standard Superior, 1933

Estos éxitos acabaron de convencer a Hitler para apoyar el desarrollo de un Volkswagen para el pueblo alemán. Como no encontró apoyos entre los grandes fabricantes de automóviles, se creó un consorcio independiente para desarrollarlo, dirigido por Ferdinand Porsche. Josef Ganz era una elección imposible… porque era judío. Porsche se puso a la cabeza para diseñar “el coche del pueblo” que no podía costar más de 1000 marcos, el precio del que Ganz hablaba en su revista Motor-Kritik.

Los nazis se aseguraron de que cualquier conexión judía con Volkswagen fuesen borrados de la historia. Se prohibió a toda la prensa alemana publicar nada sobre Ganz. Así, en muy poco tiempo, Josef Ganz desapareció de la escena automovilística alemana.

El Volkswagen Suiza

Menos de tres meses después, durante la aterradora Noche de los cuchillos largos, la Gestapo se presentó en la casa de Ganz en Frankfurt para arrestarlo… o probablemente asesinarlo. La suerte salvó a Ganz de su terrible destino: estaba de vacaciones en Suiza para calmar sus nervios. Un amigo le advirtió de lo sucedido y le aconsejó que no volviese a Alemania. Pero hizo un audaz viaje secreto con un objetivo claro: salvar sus archivos de Frankfurt.

Josef Ganz se instaló en Zurich, Suiza. Allí mostró el prototipo del Standard Superior ante funcionarios del gobierno suizo y consiguió un contrato para desarrollar un “Swiss Volkswagen” con financiación estatal, tal y como Porsche estaba haciendo en Alemania. Los primeros prototipos de las marcas Volkswagen Suiza se terminaron en 1937 y se parecía mucho a los bocetos originales de Ganz. Los planes de producción en Suiza, Francia y Polonia tuvieron un abrupto fin cuando el ejército alemán invadió Polonia en 1939. Europa estaba en guerra.

Josef Ganz en uno de los prototipos de Volkswagen Suiza. 1937

Josef Ganz sobrevivió a la guerra en Suiza, pero se enfrentó a muchos problemas con una empresa suiza por sus diseños de Volkswagen, lo que dio lugar a tediosos procesos judiciales después de la guerra. El Volkswagen Suiza sólo se produjo en pequeñas cantidade, junto a una variante francesa llamada Julien MM5.

Josef Ganz quiso dejar atrás sus problemas en Europa y emigró a Australia en 1951. Encontró trabajo como ingeniero en General Motors – Holden hasta que los problemas de salud lo obligaron a retirarse. Sufrió varios ataques cardíacos y prácticamente se convirtió en un inválido que pasó sus últimos días en casa trabajando en sus memorias. Josef Ganz murió en el olvido el 26 de julio de 1967.

Vía: Ganz-Vollswagen
Más información: Libro en Amazon, Web de la Editorial.

4 COMENTARIOS

  1. NO CONSIDERO SENSATA ESTA NOTICIA, PUES EL SEÑOR GANZ PUDO SER COLABORADOR PERO NO DE MERITA EL EMPEÑO DE FERDINAN PORCHE POR SU TRABAJO, SIENTO QUE ES MAS POR UNA LUCHA DE SUPERACIÓN EL MENCIONAR QUE ES JUDÍO O NO JUDÍO UN INGENIERO, MAL ENFOQUE DE NOTICIA.

  2. Vaya idiotez! el WV fue diseñado por Hitler y encargo a Ferdinand Porche para su manufactura, es mas, do doto con una fabricacopn todas las facilidades… estos judios siempre tratando de usurpar el trabajo de los demas.

  3. Josef Ganz no era mas que un “robapatantes” financiado por su familia tipico ya sobre 1900.
    Me parece vergonzoso que se publicite ese libro de mentiras cuando el Escarabajo es un Hibrido entre la genialidad del diseno de Porsche con a simplicidad de los pequenos citroen. Las imágenes de “prueba” que intenta atribuirse el tal Josef Ganz son posteriores a 1930 cuando ya existia el Escarabajo como tal en sus prototipos, y en 1938 ya existia el definitivo que conocemos actualmente.

    El escarabajo comenzo con el Porsche Tipo12 presentado en 1931. El ingeniero de esta noticia fue un estafador, era algo comun en aquella epoca que la gente con dinero y contactos robase patentes antes de que las presentasen sus creadores (sigue haciendose hoy en dia asta con las paginas web).

Deja una respuesta