En febrero de 2014 el mundo se hundió. Por fortuna, no todo, solamente el suelo del Museo Nacional del Corvette, en Bowling Green. Allí, había desaparecido gran parte del suelo del museo. Se había abierto un enorme boquete de 13×18 metros, y nueve de profundidad y desaparecieron  ocho Corvette clásicos y de gran valor.

Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo de GM aseguraba entonces consternado que los vehículos que se encuentraban en el Museo Nacional de Corvette eran algunos de los más significativos en la historia de la automoción. “Solo puede haber un Corvette 1 millón jamás fabricado. Queremos asegurarnos que los coches son restaurados para que los fans de todo el mundo puedan disfrutarlos cuando se reabra el museo”.

Chevrolett Corvette numero 1 millon 02

Los caprichos geológicos hiceron ese tremendo agujero… que, sin embargo, ha servido para dar una mayor relavancia al museo. El número de visitantes aumentó, las grabaciones del vídeo de seguridad se volvieron virales… e incluso se plantean dejar el hoyo, toda vez que los expertos acaben de analizar si lo que ocurrió podría volver a repstirse.

Pero en este tiempo también ha dado tiempo a restaurar algunos de los vehículos, como el Corvette 1 millón que quedó en un estado calamitoso. En este vídeo se ha registrado todo el proceso de restauración, tan meticuloso como corresponde a un vehículo con esa historia. Gracias a la maravilla del timpe-lapse, esta dura labor que ha durado más de un año puede verse en menos de tres minutos. Disfrútalo:

Fuente: Youtube Corvette Museum

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta