José Manuel Hermo Barreiro, más conocido como Patelo, es un jubilado de 75 años residente actualmente en Noia (Galicia) y que ha trabajado toda su vida como jefe de máquinas. Desde que se retiró en diciembre del 2003 decidió dedicarse en cuerpo y alma a su gran pasión: construir motores de aire comprimido en miniatura.

Este apasionado artesano ha fabricado hasta diez motores en miniatura totalmente funcionales, con tan solo la ayuda de un viejo torno de más de 80 años que él mismo ha creado y reparado en multitud de ocasiones. Los planos y bocetos de estos motores primero los desarrolla sobre papel milimetrado y luego se pone a manos a la obra a construirlos. Como ya te contábamos hace un tiempo, creó un impresionante motor V-12, considerado hasta ahora como el más pequeño del mundo, pero también otro motor de seis cilindros en semiestrella o una completa sala de máquinas de un barco en miniatura.

motor más pequeño

En este caso, Patelo, ha construido un nuevo motor en miniatura W-32, es decir, un motor de 32 cilindros en cuatro bancadas que forman una W, cuya estabilidad, le permite colocar hasta 4 monedas de 2 céntimos de canto encima de él, tanto a ralentí como a altas revoluciones, sin que se muevan lo más mínimo. Esta nueva obra maestra posee un total 850 piezas, 632 tornillos y le ha llevado unas 2.520 horas de trabajo. Pero donde más destaca es en su suavidad -a la altura de los mejores motores doce cilindros de algunos fabricantes como Rolls Royce o BMW-.

Según el propio Patelo “este motor, es un multicilindo en W para sitios donde hay poco espacio, que no se fabrica en la vida real para impulsar un barco porque como mucho se colocan en V-12. Además. supondría una gran potencia en poco sitio, algo más propio de, por ejemplo, un F1”.

Sin embargo, si algo sorprende de este hombre, es que no busca la fama o el prestigio. Su principal misión es enseñar este tipo de motores en las escuelas o institutos o a todo aquel que quiera verlos y compartir conocimientos, para que los más jóvenes se interesen por este mundillo. “Cuando me preguntan digo que no es paciencia, ¡lo que hay que tener es pasión!”.

Si quieres saber más sobre la vida de este increíble hombre apasionado de los motores, te recomiendo que le eches un vistazo a este vídeo, subido a Youtube con la ayuda de su hijo.

Vía: Fogonazos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta