Hablamos de mayores atrevidos. Abuelos con ingenio como el que engaña a las autoridades con la puerta de su garaje. Súper abuelas que hacen virguerías con los 650 CV de su Lambo Murciélago. O abuelas que con 81 años deciden comprarse un Subaru WRX STI para los recados diarios. O también mayores que se suben al carro para probar una tecnología incipiente. ¿Por qué no? La vida es para vivirla hasta el límite, hasta el final, arriesgando y sin permitir que el miedo gane la batalla.

Así el día a día nos va regalando vídeos de personas que tras su jubilación se desmelenan y deciden, en este caso, probar el Autopilot de un Tesla Model S. Una mujer de 70 años se sube al coche autónomo mientras entendemos que su hijo o nieto graba la escena. ¡Su reacción no tiene desperdicio!

abuela prueba autopilot tesla

Ante la inseguridad de ceder el control a un coche por primera vez lo normal es asustarse, gritar, sentir palpitaciones…los habrá que lleguen incluso a cerrar los ojos aunque esta entrañable mujer aguanta agarrándose las manos y echándose para atrás como si esa acción le pudiera salvar de un accidente.

“Oh, esto da miedo. Es mi primer día y ¡estoy a punto de morir!”, exclama a grito pelado la abuela. “Oh, Dios mío, Bill. No puedo hacerlo”, suplica la mujer a su familiar. Momento en el que Bill decide cambiar el vehículo a modo manual para que la señora de 70 años se relaje y pueda así disfrutar del viaje al tener de nuevo todo bajo control.

Tesla Autopilot 02

El software del Autopilot de Tesla cuenta con un radar y una cámara de vídeo en la parte frontal, doce sensores ultrasónicos y asistencias eléctricas de dirección y frenada lo que le permite tener la capacidad de girar, mantener el carril y la velocidad, adelantar y aparcar sin que el conductor intervenga para nada, como ya te hemos contado. La compañía de coches eléctricos pretende conseguir que la mayor parte de la población pueda disfrutar de este sistema con un coche cuya autonomía aumenta hasta los 346 kilómetros y cuyo precio sea más asequible para el común de los mortales, el Tesla Model 3.

Mientras esperamos que los coches autónomos circulen por las carreteras españolas, disfrutaremos de la reacción de esta abuela que decide subirse en el camino de las excepciones. Porque como decía Olliver Wendell Holmes, “el joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones”.

Vía: Motor1.com
Vídeo: True Colors

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta