Artboard
Inicio>Marcas>BMW>X5 2013
BMW X5 2013 Luis Ramos Penabad 02/06/2013

El BMW X5 se renueva  para seguir siendo referencia entre los SUV de alta gama. Se trata de un restyling profundo, pero no demasiado drástico, ya que la plataforma del BMW X5 2010 es muy buena y puede mantenerse unos años más y seguir siendo uno referentes del mercado de los SUV premium.

Aunque BMW se refiere a este modelo como nueva generación (no un restyling), los cambios estéticos son bastante menores, como puedes observar en las imáganes. Incorporando nuevas ópticas en el frontal y un nuevo paragolpes en el que destacan los flancos inferiores.

Detrás también se incorporan ópticas LED de líneas horizontales, con nuevas formas para el portamatrículas. Los nuevos pliegues tras los pasos de rueda delanteros rematan las novedades, pocas pero suficientes para tener un aspecto renovado.

Pero si el exterior era efectivo antes y no se ha tocado demasiado, cosa muy diferente es el interior. BMW apuesta por una nueva configuración del puesto de conducción. Según informan desde BMW ahora el puesto de conducción ahora está más elevado, mientras que la instrumentación se ha configurado en una posición más baja.

También hay mejoras que afectan a la habitabilidad, aunque con unos asientos traseros abatibles en secciones 40/20/20, que permiten ampliar la capacidad del maletero de 650 a 1.870 litros (ha ganado más de 30 litros de capacidad). Y ahora existe la posibilidad de montar una tercera fila de asientos, que cuando no se utilizan quedan integrados bajo el piso del maletero. Según BMW, estas plazas son válidas para pasajeros de hasta 1,50 metros de altura.

BMW X5 2013. Motores

Esta tercera generación del BMW X5 se lanza con tres motorizaciones.

  • BMW X5 xDrive30d: Monta el mejorado seis cilindros en línea diésel, con 258 CV.
  • BMW X5 M50d, firmada por M Performance, utiliza el sorprendente motor diésel con seis cilindros y tres turbos, que alcanza los 381 CV.
  • BMW X5 xDrive50i: monta el nuevo propulsor V8 de gasolina, con 450 CV.

BMW ya ha indicado que esta gama de motores (algo reducida y demasiado centrada en las versiones altas de gama) se ampliará en diciembre con los BMW X5 xDrive40d (306 CV), el BMW X5 xDrive 35i (306 CV). La versión de acceso será el BMW X5 xDrive25d, un nuevo motor, que rinde 218 CV en el Serie 5, del que existirán dos variantes, una de bajas emisiones de CO2, que se quedará en apenas 149 g/km.

Estos propulsores estarán asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades. Pero la mayor novedad es que, por primera vez habrá una versión sin tracción total en el el BMW X5 sDrive25d, todas las demás versiones son xDrive, es decir, llevan la tracción total de BMW, que además puede completarse con los distintos sistemas de chasis adaptativo: Dynamic, Professional y Dynamic Performance Control. Según el elegido hay suspensión neumática, amortiguación adaptativa e incluso sistema antibalanceo de la carrocería. Por supuesto no falta el chasis M, incluido en el kit deportivo M.

Como suele ser habitual, mejoras en la gestión electrónica y en la aerodinámica (varía entre 0,31 y 0,35 y antes lo hacía entre 0,34 y 0,38 Cx) hacen que el nuevo BMW X5 anuncie mejoras de consumo en prácticamente todas las versiones. También hay mejoras en el chasis: dirección, frenos, suspensiones, actuación de los sistemas de seguridad y asistencia.

BMW X5 2013. Equipamiento

Lo que ha priorizado la marca bávara son las posibilidades de personalización, muy demandadas por los clientes de estos SUV premium. Habrá dos acabados de diseño: Pure Experience y Pure Excellence, que se ofrecen para completar la dotación del acabado base. Entre las novedades del equipamiento, nos encontramos con la apertura y cierre del portón trasero desde el mando, de serie.

Dentro del apartado de conectividad, el sistema BMW ConnectedDrive recibe nuevas opciones, contando entre su repertorio con el BMW Head-Up display a color, ahora con la proyección de nueva información; el BMW Night Vision, el sistema de visión nocturna con detección de personas y animales; aviso de cambio de carril; asistente de aparcamiento con sistema de visión de 360º con cámaras; prevención de impacto por alcance, con aviso de personas y función de frenado automático así como control de crucero activo.

Destaca el Driving Assistant Plus, que se anuncia para finales de año, e incluye un asistente de conducción en retenciones de tráfico al circular por autopistas. Funciona hasta 40 km/h, y permite al conductor olvidarse del acelerador, de los frenos… y del volante.

A través de la conexión a Internet ofrece servicios como el de “asistente personal”, llamada de emergencia, información sobre el tráfico, acceso a internet, Facebook o Twitter, con especial protagonismo en el proceso de la pantalla de 10.25 pulgadas puediendo contar además con la superficie táctil Touch Controler. En las plazas traseras hay ahora un nuevo sistema de entretenimiento opcional con dos pantallas.

Cada motor tiene su equipamiento:

  • BMW X5 xDrive30d: incluye seis airbag, programador de velocidad con función de frenado, conexión automática de luces y limpiaparabrisas, control de distancia de aparcamiento delantero y trasero, espejos exteriores con antideslumbramiento automático y plegables eléctricamente, apertura automática del portón trasero, asientos delanteros con ajuste eléctrico en altura, radio CD MP3 con mando iDrive, pantalla de 6,5 pulgadas, conexión Aux-In, toma USB, conexión Bluetooth para teléfonos móviles y llamada de emergencia inteligente. Agrega control de descenso de pendientes y llantas de aleación.
  • BMW X5 M50d, firmada por M Performance, suma a lo anterior el chasis adaptativo, suspensión deportiva M, asientos delanteros tapizados en cuero y alcántara, volante deportivo con levas para el cambio de marchas y guarnecido interior del techo de BMW Individual. Contará también con el Paquete aerodinámico M y carriles longitudinales para baca de BMW Individual, entre otros detalles.
  • BMW X5 xDrive50i: monta el nuevo propulsor V8 de gasolina, con 450 CV. Suma el diésel básico los faros de xenón, asientos delanteros con ajuste eléctrico con función de memoria para el asiento del conductor, tapicería de cuero, línea cromada exterior y llantas de aleación montadas sobre neumáticos antipinchazos 255/50.

Dentro del equipamiento opcional están disponibles diversas soluciones de navegador, servicios ConnectedDrive de acceso a Internet y aplicaciones, sonido surround de 16 altavoces, asientos traseros de confort, faros LED autoadaptables, sistema Driving Assistant (incluye una alerta por cambio involuntario de carril y otro sistema que trata de evitar o disminuir las consecuencias de un impacto por alcance) o el sistema de visión nocturna BMW Night Vision.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (68 fotos)

Pruebas

BMW X5 xDrive30d

El BMW X5, uno de los representantes más veteranos de la categoría de los SUV premium sabe jugar sus cartas para conservar su posición hegemónica.
Si quieres saber más pincha aquí >
Lo mejor
  • Comportamiento en el asfalto con talante deportivo
  • Consumos contenidos
  • Calidad percibida
Lo mejorable
  • Diseño exterior e interior demasiado continuista
  • Número y coste de las opciones
  • Capacidades off-road
Nuestra nota:
X