En el anuncio del Plan de impulso a la industria de la automoción vimos que un porcentaje importante del presupuesto se destinaba a la renovación del envejecido parque de vehículos nacional. Eso se traduce en unas importantes ayudas a la compra de coche nuevo que están disponibles desde hoy mismo. Podemos dividirlas en dos bloques, por un lado estará el Plan Moves para eléctricos y por el otro un programa de renovación para todo tipo de coches sin importar el tipo de sistema de propulsión. Van desde los 400 hasta los 5.500 euros en función del tipo de coche y de sus emisiones, ahora vamos a desgranar todos sus detalles.

Plan Moves – Eléctricos y energías alternativas

Ya lo habíamos adelantado hace tiempo y ahora se confirma la llegada del Plan Moves 2020. Se trata de las ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos y de energías alternativas, y cuenta con una dotación de 100 millones de euros. Quedan algunas dudas alrededor de los vehículos que pueden acogerse a esta nueva convocatoria del plan. Se confirman los coches eléctricos y los vehículos pesados a gas natural, pero no se menciona la inclusión de híbridos enchufables, que sí estaban incluidos anteriormente.

Por primera vez no es obligatorio achatarrar un coche antiguo para acogerse al Plan Moves, aunque tendrá una bonificación adicional. Aunque tampoco hay confirmación oficial, se habló de una bonificación de 4.000 euros por comprar un coche eléctrico sin dejar otro a cambio y un descuento de 5.500 euros en la adquisición si se da de baja un vehículo de más de 10 años. Otra de las grandes incógnitas sobre el Moves es si habrá un precio límite, en la anterior edición se fijó en 40.000 euros (45.000 en los adaptados).

Mientras llegan más detalles sobre el Plan Moves, comentar que se espera que cada millón de euros invertido genere entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al PIB nacional y un aumento de los ingresos fiscales de entre 1,5 y 1,6 millones de euros. También que se contribuirá a mejorar la infraestructura de recarga nacional, se implantarán sistemas de bicicleta eléctrica compartida y medidas para una movilidad eficiente a los centros de trabajo.

Programa de renovación del parque – Todo tipo de sistemas de propulsión

Este programa es una novedad del Gobierno que podría equipararse con el anterior Plan Pive. Decimos esto porque va dirigida a todo tipo de vehículos, da igual el sistema de propulsión que tengan. Hay ayudas para eléctricos, híbridos y también para los gasolina y diésel convencionales; en total se destinarán 250 millones de euros. Eso sí, cambia la cuantía de la ayuda en función a lo contaminante que sea el coche y, en este caso, sí que es obligatorio el achatarramiento de un vehículo antiguo.

Esta medida tiene como objetivo la sustitución directa de coches antiguos por otros más limpios y seguros. Para los turismos hay que aportar un modelo de más de 10 años (más de 7 años en comerciales ligeros) para darlo de baja. Para que no haya «trampa ni cartón», dicho vehículo tiene que tener la ITV vigente y estar a nombre del beneficiario o de un familiar en primer grado. De esa forma evitarán distorsiones en el mercado de segunda mano.

Otra cuestión de este programa es que se ha establecido un precio límite de 35.000 euros para conseguir las ayudas. Esa cantidad se incrementará hasta los 45.000 euros en el caso de que sea un vehículo eléctrico o híbrido enchufable con etiqueta CERO, o que el beneficiario se trate de una persona con movilidad reducida. Solamente se podrá adquirir un vehículo por beneficiario (algo lógico), mientras que las personas jurídicas tendrán un límite de 30 vehículos.

Los turismos que se podrán acoger al programa de renovación del parque son aquellos que cuente con etiqueta energética A o B del IDAE (alrededor del 45 % de coches nuevos ofertados) y que cuenten con unas emisiones de CO2 inferiores a 120 g/km. Como decíamos, la ayuda variará en función de lo eficiente que sea el coche elegido. También hay que mencionar que no es compatible con el Plan Moves para una misma adquisición. Por otro lado, también influirán en la cuantía de la ayuda otros factores como que se aporte un vehículo de más de 20 años, que el beneficiario tenga movilidad reducida o que pertenezca a un hogar con unos ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros. Los casos anteriores se benefician de 500 euros adicionales

Las ayudas del programa de renovación del parque van desde los 400 hasta los 4.000 euros en el caso de los particulares. Como decíamos, son más cuantiosas para los vehículos con etiqueta CERO que para los tradicionales gasolina y diésel con etiqueta C. En ese caso también importa la clasificación del IDAE, que designa etiquetas A o B a cada versión de un modelo. A continuación os dejamos una tabla que recoge las ayudas en cada caso:

Particulares o autónomos PYME Gran empresa
A B A B A B
CERO 4.000 euros 3.200 euros 2.800 euros
ECO 1.000 euros 600 euros 800 euros 500 euros 700 euros 450 euros
C 800 euros 400 euros 650 euros 350 euros 550 euros 300 euros

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta