Los neumáticos son un elemento de vital importancia en el automóvil. Se trata de la única parte que está en contacto directo con el asfalto y por lo tanto su estado afecta directamente al comportamiento del coche.

Un neumático en mal estado compromete la seguridad, por eso hemos insistido en otras ocasiones sobre la trascendencia de llevar una presión correcta o de rotarlos correctamente. Sabiendo de esta importancia… ¿cuándo sería necesario un cambio?

¿Cuándo cambiar los neumáticos?

Hay muchos mitos sobre el periodo recomendable para cambiar neumáticos. Por norma general se suele hablar de un máximo de 5 años o 40.000 kilómetros (lo que antes se cumpla). Pero lo cierto es que no se trata de una ciencia exacta, pues dependerá de factores como la forma en la que conduce el conductor, el estado de las vías que frecuenta o la calidad de la que sean. También se recomienda su rotación para que el desgaste vaya siendo gradual y equilibrado entre los cuatro neumáticos.

 

Esto nos deja con que no hay que hacer caso a normas escritas sobre la sustitución de neumáticos. Lo más recomendable es que cada usuario esté pendiente de su estado, haciendo comprobaciones periódicas (una mes al menos como mínimo). Al igual que hay que revisar la presión de forma regular, también se puede aprovechar esa ocasión para hacer un examen algo más exhaustivo sobre su estado. Hay veces que con un simple vistazo se pueden evitar males mayores.

¿Cómo detectar el desgaste en un neumático?

Lo primero que hay que medir es la profundidad de la banda de rodadura del neumático. Es algo regulado por ley y quien no cumpla con las medidas especificadas podrá ser sancionado con una multa.

El mínimo de profundidad para los neumáticos de turismos es de 1,6 milímetros, aunque se recomienda hacer el cambio antes de llegar al límite (con 2 milímetros ya se considera que hay peligro). Hay herramientas para medirlo con precisión, pero también se puede comprobar “a ojo” con una moneda de 1 euro, viendo si sobrepasa el marco dorado de la moneda.

Con un poco de observación también se puede detectar fallos en los flancos de los neumáticos (como los típicos bollos tras un bordillazo). Hay otros síntomas de que es necesario cambiar los neumáticos que es más difícil ver a simple vista, pero que se notarán durante la conducción. Si hay vibraciones en el volante u otro tipo de traqueteo es posible que se deba a los neumáticos. En ese caso podría haber un desgaste desigual causada por una mala alineación y sería recomendable el cambio.

Consideraciones para cambiar los neumáticos

Cuando ya tenemos claro que es hora de cambiar neumáticos comienzan otro tipo de dudas. Hay muchos fabricantes y un amplio abanico de precios. En este apartado siempre es recomendable no escatimar mucho en gastos, pues la seguridad es lo primero. Nada de neumáticos de segunda mano y mejor evitar las marcas de calidad dudosa.

Otro factor a tener en cuenta es el lugar donde realizar la sustitución de neumáticos. Siempre es recomendable hacerlo en un centro técnico especializado para asegurarnos de que no hay fallos. Un buen ejemplo es el servicio de postventa de Santogal. En este centro, además, están realizando en estos  ahora está haciendo una interesante oferta en el cambio de neumáticos. Hasta el 30 de noviembre se ofrece un 2×1 para neumáticos que tengan en stock y se incluye el paralelo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta