Sabemos que la crisis económica ha empujado gran parte del mercado de automóviles hacia los coches usados. En el primer trimestre de 2013 las ventas de coches usados ascendieron a 413.550 unidades, un 6% más (son 2,3 automóviles usados por cada vehículo nuevo. La mayor subida se produjo en enero (cuando subieron un 40%) y se ralentizó después. No se trata de algo nuevo. El empuje del mercado de ocasión es tal que en 2012 España necesitó importar 200.000 coches de segunda mano para poder atender la demanda.

Pero, aunque el mercado de VO mueve ya tanto dinero como el de nuevos la mayor parte de las ventas son vehículos usados “mileuristas“, los más demandados ante la falta de financiación (coches baratos fácilmente pagables al contado, con más de diez años). Esto ha generado una inesperada inflación en los precios de los coches usados, incrementándolos un 17% al pasar de los 2.740 euros de media registrados en 2011 a los 3.204 euros de la actualidad, según revela el informe “Evolución del precio del VO” elaborado por Eurotax en colaboración con la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), con motivo del Salón del VO de Madrid.

Por el contrario, resulta curioso comprobar cómo en los vehículos seminuevos se produce exactamente la tendencia contraria, debido a que la entrada en vigor del Plan PIVE 2 (que excluye de las ayudas a los usados) ha obligado a los profesionales a bajar precios para hacerlos atractivos y conseguir enganchar al comprador que duda entre uno nuevo a bajo precio o uno de ocasión “más caro de lo normal”.

Este efecto ha desposicionado los precios en toda la cadena de usados, principalmente en los de menor edad que compiten más de cerca con los nuevos en precio y prestaciones. Así, los vehículos usados de dos años se han abaratado en una media de 2.345 euros desde 2011, cayendo hasta los 15.220 euros de media actuales, lo que supone una rebaja del 13% en su precio en este periodo.

Evolución del precio del VO
Antigüedad vehículoPrecio 2011Precio 2013%
Dos años17.565 euros15.220 euros-13%
Cinco años11.018 euros10.055 euros-8,7%
Siete años6.609 euros7.146 euros+8,1%
Once años2.744 euros3.207 euros+17%

En este mercado de extremos, los usados de cinco años, procedentes en su mayoría de flotas de renting, representan el punto de equilibrio. La prórroga de los contratos por la que han optado las empresas como medida de ahorro para evitar la subida de cuota que supone la renovación está ocasionando que la oferta de vehículos de estas edades intermedias baje, favoreciendo cierta estabilidad en los precios.

De esta forma, estos usados, aunque también son víctimas de la deflación, se han depreciado en menor medida que los modelos más jóvenes. Concretamente, su valor residual se sitúa en torno al 35% de su precio original, cerca de dos puntos porcentuales menos que hace dos años, al cotizarse por 10.055 euros de media en el mercado de ocasión. Estos datos varían ligeramente las tablas de depreciación de un coche por años que dan una pista sobre cuándo debe venderse un coche.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “este baile de precios muestra que el mercado es caprichoso. Los precios son los que son pero es curioso cómo los vehículos de menor valor se están revalorizando mientras que los que tienen mejores prestaciones, como los seminuevos en manos de profesionales, se deprecian por una mera cuestión de oferta y demanda”.

Fuente: Ganvam, Eurotax.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta