El BMW X4 2014 nació con un propósito muy concreto, satisfacer a una clientela que buscaba una estética más dinámica y un comportamiento más dinámico que otros SUV. De esta forma, se seguía la estela que ya había dejado el BMW X6, aunque con unas dimensiones (y un precio) más contenidas. Después de haber conseguido más de 200.000 ventas, ahora llega la segunda generación del modelo: el BMW X4 2018.

Se nota en el diseño del exterior, donde se ha buscado continuar con la filosofía pero modernizando sus líneas. En el frontal sigue destacando la parrilla de doble riñón, mientras que aparecen unos nuevos faros LED dobles más anchos que en su antecesor. El paragolpes también ha recibido un rediseño más acorde a los últimos lanzamientos de la marca y con ligeras reminiscencias al pequeño BMW X2.

La silueta lateral viene enfatizada por los nuevos diseños de llantas de 19 a 21 pulgadas (en opción). También por la línea horizontal que atraviesa las manecillas de las puertas hasta unirse al piloto trasero, acentuando su carácter. El techo tiene una caída progresiva que desemboca en un pequeño spoiler. Ya en la zaga destacan precisamente los nuevos pilotos traseros alargados y el difusor que integra las salidas del escape.

El SUV coupé, también denominado como Sports Activity Coupé (SAV), ha crecido en dimensiones considerablemente. Se queda con una longitud de 4,75 metros (8,1 centímetros más), una anchura de 1,92 metros (3,7 centímetros más) y una distancia entre ejes de 2,86 metros (5,4 centímetros más). Esto con lleva a que tenga un aspecto aún más imponente y que además se consiga un mayor espacio en el habitáculo.

En el interior del BMW X4 también se puede percibir el cambio generacional. Todo el salpicadero apunta ligeramente hacia el conductor, que se sentará en unos asientos deportivos rediseñados, que aúnan confort y sujección. La calidad ha sido otro de los puntos mejorados, con detalles cromados, nuevas tapicerías de cuero y otros materiales agradables al tacto. Incluso cuenta con el nombre del modelo en los marcos de las puertas.

También se ha pensado en la habitabilidad y comodidad a bordo del BMW X4. Por ello se suman unos cuantos huecos portaobjetos y espacios para guardar cualquiera cosa. Aseguran que el espacio en las plazas traseras ha aumentado y que permite viajar a tres personas. Opcionalmente se puede ajustar el ángulo del respaldo de los asientos. El maletero tiene una capacidad de 525 litros (25 litros más) y puede alcanzar los 1.430 litros al abatir los asientos traseros (40:20:40).

BMW X4 2018. Motores

La gama mecánica del nuevo BMW X4 está formada por tres opciones de gasolina y otras cuatro diésel. El modelo de acceso a la gama será el X4 xDrive20i con un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros que desarrolla 184 CV. Por encima queda el X4 xDrive30i, con el mismo bloque pero con 252 CV. El tope de gama será el X4 M40i con un seis cilindros de 3.0 litros y nada menos que 360 CV. Todos van ligados a la transmisión automática Steptronic y a la tracción total xDrive.

Por la parte de los diésel aparece el X4 xDrive20d 190 CV de un cuatro cilindros y 2.0 litros. El X4 xDrive25d aumenta la potencia hasta los 231 CV. Ya con bloques de seis cilindros están los X4 xDrive30d de 265 CV, mientras que el tope de gama, X4 M40d, desarrolla 326 CV. Los dos que cuentan con la M en su nombre tienen una estética específica y una puesta a punto más deportiva.

BMW X4 2018. Equipamiento

El equipamiento del BMW X4 quedará compuesto por tres nuevas líneas. Arranca con la xLine, que incluye protecciones exteriores plateadas, marcos de las ventanillas en aluminio, asientos deportivos con tapicería mixta y algunos detalles en cromado y negro brillante. Por encima está el M Sport X, que suma unos paragolpes específicos, protecciones en gris, volante M en cuero y asientos deportivos M. El tope de gama es el M Sport, el más deportivo gracias a paragolpes más grandes con detalles en negro brillante y revestimientos y molduras de mayor calidad.

El infoentretenimiento viene de la mano del sistema multimedia iDrive. De serie cuenta con una pantalla de 6,5 pulgadas, pero opcionalmente se puede escoger la de 10,25 pulgadas que se ve en las imágenes. También estará la posibilidad de incluir la conectividad de BMW ConnectedDrive, un Head-Up Display nuevo, climatizador de tres zonas, paquete Air Ambient o la llave BMW Display Key, que funciona como un smartphone.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (63 fotos)