Hace poco os hablábamos del Ford Edge ST 2018, una nueva versión deportiva del SUV de la marca del óvalo. Sin embargo ya lo advertíamos, se trataba del modelo destinado a Estados Unidos. Ahora ha sido presentado el Ford Edge 2019 con especificación europea, el que llegará a nuestros concesionarios a finales de año. Llega con importantes novedades para superar al actual Edge 2016 en todos sus aspectos.

Comenzando por el exterior, se aprecia un lavado de cara que utiliza las mismas claves que vimos en el modelo americano. El nuevo Edge es más dinámico y deportivo gracias a unos nuevos faros delanteros LED (de serie) y una parrilla de malla con unas dimensiones importantes. Los paragolpes también han sido revisados en sus cuatro costados, mientras que los pilotos traseros cambian ligeramente. Se espera que sus dimensiones exteriores sean muy similares a las actuales (4,81 m de largo, 1,93 m de ancho y 1,69 m de alto).

En el interior del Ford Edge también hay cambios. Se incorporan las últimas novedades tecnológicas de la marca, incluyendo el sistema multimedia SYNC 3 (con conectividad con Apple CarPlay y Android Auto) que va ligado a una pantalla táctil de 8 pulgadas. También estrena la instrumentación digital con gráficos en 3D, un sistema de sonido B & O hecho para este modelo (opcional) o un sistema de carga inalámbrica para smartphones.

La calidad es otro de los puntos en los que se ha preocupado la marca. El Edge seguirá cumpliendo en este apartado gracias a materiales agradables al tacto. El espacio ha sido mejorado al quitar sustituir la palanca del freno de mano por un botón y aprovechando para sacar un hueco portaobjetos.

Ford Edge 2019. Motores

La gama mecánica del Ford Edge también ha sido renovada. El protagonista seguirá siendo el motor turbodiésel 2.0 EcoBlue, que se ofrecerá en dos niveles de potencia: 150 y 190 CV. El menos potente va ligado a una transmisión automática de ocho velocidades y a la tracción delantera y el de 190 CV a una caja manual de seis relaciones y a la tracción 4×4. La automática es nueva y consigue aumentar la eficiencia y el rendimiento.

Aunque la perla de la gama será (por el momento) el diésel 2.0 EcoBlue biturbo. En este bloque se combinan un pequeño turbo que trabaja a alta presión y otro más grande para las bajas presiones, optimizando la respuesta. Se consigue una potencia de 238 CV que funcionan con la transmisión automática de ocho velocidades y con la tracción integral. De momento no parece que vaya a llegar el V6 de 340 CV del Edge ST americano.

Ford Edge 2019. Equipamiento

Aunque todavía no conocemos el desglose de los acabados que tendrá el Ford Edge en nuestro país, todo apunta que serán los habituales Trend, Titanium, ST-Line y Vignale. El deportivo ST-Line es el que se muestra en las fotografías y cuenta con llantas de 20 pulgadas, molduras exteriores en negro, tapicería de cuero específica o pedales de aluminio, además de una dirección adaptativa Ford Adaptive Steering.

En cuanto a las ayudas a la conducción, el Ford Edge estrena un frenado post-colisión, Evasive Steering Assist (facilita maniobras de esquiva) y el control de crucero adaptativo (con Stop & Go). Se suman a las ya existentes, como por ejemplo la alerta del punto muerto, reconocimiento de señales, alerta del tráfico trasero cruzado o aparcamiento asistido.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (28 fotos)