Aunque en Europa hay un auge de los SUV más pequeños (principalmente del segmento B), hay otros mercados como el americano en el que el tamaño sí importa. El Ford Edge es el SUV grande de la marca del óvalo y uno de los modelos en el que están haciendo hincapié gracias a nuevas versiones como la lujosa Vignale. Ahora llega otra más a la gama, el Ford Edge ST, un ejemplar que aporte un toque extra de deportividad.

Si el exterior de este modelo ya destacaba por su musculatura, en la variante ST todo se acentúa. Al igual que en los Fiesta ST y Focus ST, se aplican cambios en diseño destacadas como la parrilla de malla en negro y con el logo ST, paragolpes específicos más agresivos tanto delante como detrás, unos faldones laterales más prominentes o el escape deportivo. Otro detalle que marca la diferencia son las llantas de 21 pulgadas en negro con pinzas de freno de color rojo.

En el interior ocurre exactamente lo mismo y el Ford Edge ST está plagado de equipamiento especial de la versión. Los asientos son más deportivos que los de serie y cuentan con una tapicería mixta con las siglas ST, mientras que los umbrales de las puertas rezan ‘Ford Performance’. Como tope de gama, también contará con un completo equipamiento y las últimas tecnologías y ayudas a la conducción de la marca.

Aunque sin duda, el principal protagonista de este nuevo modelo está bajo el capó. La mecánica escogida para dar vida al Ford Edge ST es un V6 EcoBoost de 2.7 litros con la firma de Ford Performance. Ha sido potenciado hasta los 340 CV y 515 Nm de par y va ligado de manera obligatoria al cambio automático de ocho velocidades y a la tracción total. De momento no han trascendido las prestaciones del modelo.

Aún así, la marca afirma que tiene una puesta a punto del chasis específica para conseguir una mejor respuesta a nivel dinámico. La suspensión se ha endurecido, la respuesta del acelerador es más precisa y el cambio también es más afilado. La única duda que nos queda es si el Ford Edge ST llegará a Europa y a nuestro país, donde por ahora se vende solamente con la mecánica diésel 2.0 TDCi de cuatro cilindros y dos niveles de potencia: 180 y 210 CV.

Fuente – Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta