Mientras que las marcas generalistas piensan que los monovolúmenes compactos no pueden luchar contra el auge de los SUV compactos, las firmas premium aún apuestan por ellos ya que les supone una forma para ganar ventas. Valga como muestra este Mercedes Clase B 2019, cuyas primeras unidades llegan al mercado en febrero.

Se trata de la tercera generación de este modelo, que llega para sustituir al Clase B 2015. El diseño sigue las pautas de los últimos lanzamientos de la marca, sobre todo el Clase A, un modelo con el que comparte plataforma.

Mide 4,39 metros de largo, por 1,79 m de ancho y 1,56 m de alto, unas dimensiones muy similares al anterior modelo, pero cuenta con detalles que lo hacen más elegante, como los voladizos cortos, línea del techo más baja o las llantas (de 17 a 19 pulgadas). El frontal es más bajo y en ellos destacan los faros LED High Performance, de serie en nuestro mercado si bien podrá contar con los nuevos Multibeam LED como opción. La forma de las luces diurnas, de “doble antorcha”, sigue los del recientemente presentado GLE.

La marca destaca tambén la mejora aerodinámica (de 0,24 frente a los 0,25 de su antecesor), que redunda en menores ruidos. En la parte trasera cuenta con las ópticas divididas y se han pasado los reflectores a la parte baja, integrándolos en el paragolpes. En la parte más baja este simula la forma de un difusor, con un listón cromado.

La mayor distancia entre ejes, que ahora alcanza los 2.729 mm, permite ofrecer más espacio para los pasajeros traseros. Además, se disimula mejor el túnel central en la parte trasera, con lo que el asiento medio es más accesible y utilizable.

El conductor va situado 90 mm más alto que en un Clase A y su visibilidad debería ser buena, ya que se han optimizado los montantes del techo para ello. En cuanto al diseño, simula al del compacto, si bien el tablero de instrumentodel del Mercedes Clase B 2019 no está dividido. El panel de instrumentos puede elegirse con tres configuraciones:

  • dos pantallas de 7 pulgadas,
  • una de 7 y otra de 10,25 pulgadas
  • versión widescreen con dos visualizadores de 10,25 pulgadas.

Puede lucir poco en otros coche, pero en un monovolumen, el maletero es clave. No varía demasiado la capacidad, que oscila entre 455 y los 705 litros, ya que es posible deslizar los asientos traseros hasta 14 centímetros, así como reclinar sus respaldos (divididos en tres partes en una división 40:20:40) o ponerlos más verticales para ganar espacio de carga o en el habitáculo. Si se prescinden de las palzas traseras se cuenta con un espacio de 1.540 litros de capacidad.

La marca destaca, eso sí, que es más aporvechable que el anterior modelo. Podrá contar a partir de mediados de 2019 con un respaldo plegable del asiento del pasajero delantero (opcional), para cargar obbjetos muy largos. También puede tener apertura eléctrica pulsando un botón (Easy-Pack) o pasando el pie bajo el paragolpes trasero.

Mercedes Clase B 2019. Motores

Como es de esperar en un modelo nuevo, toda la gama mecánica cumple la normativa Euro 6d-TEMP. Los motores de gasolina incluyen filtro de partículas y los diésel cuentan con dos catalizadores, un SCR con inyección de Adblue y otro de bloqueo de amoníaco que reducen al máximo los peligrosos NOx (óxidos de nitrógeno).

MotorPotenciaParTransmisiónConsumo medioEmisiones
CO2
B 180136 CV200 NmAut. 7G-DCT5,6 l/100 km128 g/km
B 200163 CV250 Nm5,6 l/100 km129 g/km
B 180 d116 CV260 Nm4,4 l/100 km115 g/km
B 200 d150 CV320 NmAut. 8G-DCT4,5 l/100 km119 g/km
B 220 d190 CV400 Nm4,5 l/100 km119 g/km

Como puedes ver en el cuadro superior, toda la gama inicial se asocia de manera exclusiva a un cambio automático de doble embrague. En los motores de gasolina y el diésel menos potente va ligado a una de siete relaciones, mientras que los propulsores de gaóleo emplean una nueva transmisión automática de ocho velocidades. El depósito de combustible tiene 43 litros de capacidad, si bien puede aumentarse hasta los 51 de manera opcional.

Todos los propulsores entregan su potencia a las ruedas delanteras, si bien las más potentes pueden optar por la tracción total 4Matic desde mediados de 2019. En función de la mecánica cuenta con una suspensión trasera diferente. Las más sencillas cuentan con un sistema de barras tiradas unidas por un eje de torsión mientras que los más capaces cuentan con un esqeuma multibrazo. Delante opta por un eje McPherson en cualquier caso. Puede tener un tren de rodaje deportivo, que rebaja la altura de la suspensión y cuenta con amortiguación adaptativa.

Mercedes Clase B 2019. Equipamientos

El intuitivo interfaz del sistema multimedia MBUX que se adapta al usuario es único en el mercado.Lo conocimos en nuestra prueba del Mercedes Clase A y destaca por su nivel de adaptación al usuario. Se activa con la voz, diciendo “Hey Mercedes”. Además se puede manejar desde la pantalla tácil, el panel táctil en la consola central y los Touch Controls en el volante. Con él llegan una nueva serie de servicios en línea de la marca (navegación, localizador del vehículo…) y diferentes aplicaciones de la marca, como el Mercedes me que permite compartirlo con amigos y familiares.

Son también muy destacables los sistemas de asistencia a la conducción. Por primera vez, el Clase B puede circular de forma semiautónoma en determinadas situaciones. Para ello explora el tráfico utilizando cámaras, radares y datos cartográficos. Forma parte del paquete de asistencia el asistente activo de distancia DISTRONIC, el asistente activo de parada de emergencia o el asistente activo para cambio de carril.

Se montan de serie airbags para el conductor y el acompañante, airbag de rodillas para el conductor y windowbags y airbags laterales (airbags combinados de tórax y de pelvis). Como equipo opcional pueden añadirse airbags laterales para las plazas traseras. Para no tener que usarlos, está equipado de serie con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. Este asistente ayuda a evitar colisiones con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad o están detenidos —a partir de ahora, incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada— o alivia al menos las consecuencias de un accidente inevitable.

Como opción se ofrece asimismo un Head-up-Display.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (58 fotos)