Artboard
Inicio>Marcas>Ford>Galaxy 2010
Ford Galaxy 2010 Redacción 16/04/2010

El Ford Galaxy 2010 tiene cambios en los motores, el equipamiento y también en el aspecto respecto al  modelo anterior, que estaba en el mercado desde 2006. Está a la venta desde 28.020 € con el motor diésel menos potente, una caja de cambios manual de seis marchas y el acabado más básico.

Este monovolumen tiene capacidad para llevar a siete personas. Su interior destaca por estar bien realizado y ahora se puede escoger entre más materiales y tonalidades. Se trata de un modelo cómodo en la mayor parte de los casos. De hecho, responde mejor que otros monovolúmenes de su tamaño.

Los cambios en el exterior se pueden apreciar en el capó y la parrilla de tres láminas cromadas. Estas van en color negro en el caso de que el cliente adquiera el Galaxy con programador activo de velocidad. También son diferentes el paragolpes delantero y las barras del techo. En cuanto a la iluminación, Ford ha utilizado diodos luminosos para las luces de posición.

Ford Galaxy 2010. Motores

La marca ofrece un nuevo motor de gasolina 2.0 EcoBoost SCTi con 203 CV de potencia que sólo puede ir con el cambio automático Powershift de seis velocidades. Este monovolumen alcanza una velocidad de 217 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos. Su consumo medio es 8,1 l/100 km, un dato muy positivo ya que otros coches con los que compite en el mercado con tamaño y potencia similar gastan más. Su precio con el acabado básico es 31.374 €.

Si prefieres un motor diésel puedes escoger entre tres 2.0 TDCI de 115, 140 y 163 CV. Todos ellos van asociados al cambio automático Poweshift salvo el de 115 CV que sólo puede ir con un cambio manual de seis velocidades. Con el equipamiento más esencial, el de 115 CV tiene un precio de partida de 28.020 €, el de 140 CV de 30.534 € y el de 163 CV de 31.542 €.

Ford Galaxy 2010. Equipamiento

Entre otros elementos de equipamiento, el Galaxy puede llevar ahora un sistema de detección de objetos en el ángulo muerto de los espejos retrovisores exteriores que la marca llama BLIS. Se basa en un sistema de radar y no en uno de cámaras. También puede llevar un programador de velocidad con una función para que el coche no supere una velocidad que previamente se haya establecido suyo nombre es ASLD.

Otros elementos interesantes son la cámara trasera de ayuda al aparcamiento, el acceso y arranque sin llave y una boquilla con la que se evita repostar el tipo de combustible equivocado.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)