Nombrar a Mercedes es nombrar a uno de los fabricantes con mayor recorrido en la historia del automóvil. Tanto su denominación como su emblema, una estrella de tres puntas encerrada en un círculo, son fácilmente reconocibles. Si a ello le unimos su altos estándares de calidad de fabricación, nos encontramos ante una de las marcas premium con la que muchos sueñan.

Historia del logo

Mercedes logos

Desde septiembre de 1902, DMG cuenta con un nombre de marca de éxito protegido por una patente: “Mercedes”. Faltaba un emblema característico, y fue cuando Paul y Adolf, los hijos de Gottlieb Daimler, se acuerdan de que su padre había utilizado una estrella como símbolo en el pasado.

Entre 1872 y 1881, Gottlieb Daimler había sido director técnico de la Gasmotorenfabrik de Deutz. Al empezar a trabajar allí marca con una estrella el lugar donde se encontraba su casa en una vista panorámica de Colonia y Deutz. Le dice a su mujer que esa estrella coronaría su fábrica y le traería el éxito algún día. La junta directiva de Daimler-Motoren-Gesellschaft acepta la sugerencia y registra una estrella de tres puntas y otra de cuatro como emblema comercial en junio de 1909. Ambas quedan legalmente protegidas, pero sólo empieza a utilizarse de inmediato la primera, que pasa a guarnecer el radiador de los vehículos como figura tridimensional a partir de 1910.

La estrella de tres puntas está destinada a convertirse en símbolo de los esfuerzos de Daimler por lograr la motorización universal “por tierra, mar y aire”. A lo largo de los años exhibe diversos complementos. En 1916, por ejemplo, aparece inscrita dentro un círculo que muestra cuatro estrellas pequeñas y la palabra Mercedes o bien el nombre de las fábricas de DMG Untertürkheim o Berlín-Marienfelde.

En noviembre de 1921, DMG solicita la protección de modelos de utilidad para nueve variantes de su emblema comercial e inscribe en la oficina de patentes una estrella tridimensional de tres puntas inscrita en un anillo, incluyendo la versión como mascota de radiador. El registro como emblema comercial tiene lugar en agosto de 1923.

Este emblema, que apenas ha experimentado modificaciones, sigue presidiendo hoy día los vehículos de la marca Mercedes-Benz. La estrella se ha convertido en símbolo de calidad y seguridad en todas las carreteras del planeta, mientras el nombre “Mercedes-Benz” es símbolo de equilibrio entre tradición e innovación, del futuro del automóvil.

Historia de Mercedes

Mercedes 300SL

1890-1899
Habiéndose inventado el motor y el automóvil a finales de la década de 1880, Gottlieb Daimler y Karl Benz, independientes todavía el uno del otro, integran sus desarrollos privados en sendas empresas con ayuda de financieros y asociados. En octubre de 1883, Karl Benz funda en Mannheim la empresa Benz & Co. Rheinische Gasmotoren- Fabrik, mientras que en noviembre de 1890 surge en Cannstatt la Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG).

1900-1909
Para dar a conocer sus productos, ambos buscan nombres fácilmente reconocibles. Es por ello que las empresas optan en un primer momento por “Benz” y “Daimler”. “Benz & Cie.” no vuelve a cambiar de nombre. En cambio, al comenzar el siglo XX los productos de Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) adoptan un nombre de marca enteramente nuevo, “Mercedes”. Esto fue debido a que en 1900, DMG y Jellinek llegan a un acuerdo en Niza sobre la distribución de los automóviles y motores Daimler. Se toma también la decisión de desarrollar un nuevo motor con el nombre de Daimler-Mercedes, siendo Mercedes el nombre de la hija de Jellinek. En 1907 el constructor jefe Wilhelm Maybach deja DMG. Su sucesor en la dirección de la oficina de proyectos y en la dirección técnica es Paul Daimler.

1910-1929
Después de la primera guerra mundial, la crisis económica afecta tanto a la DMG como a la Benz & Cie. La difícil situación y el gran número de fabricantes de automóviles en el mercado hacen necesaria una cooperación. En 1924 las empresas de Daimler y Benz colaboran en una sociedad de empresas, los vehículos se comercializan bajo la marca “Mercedes-Benz”. Dos años más tarde, las dos fábricas se acaban fusionando, dando lugar a Daimler-Benz AG y surge un nuevo nombre de marca con los elementos esenciales de los emblemas empleados hasta ese momento.

1990-1999
En 1997, en conjunción con Swatch, lanzan el microcoche Smart. Ese mismo año Mercedes-Benz relanza la marca Maybach.

Actualidad

Mercedes SLR
Mercedes SLR

En 1998 Daimler-Benz se fusionó con el fabricante estadounidense Chrysler, formando DaimlerChrysler. En 2007 los acontecimientos dieron un vuelco radical con la venta del grupo Chrysler a Cerberus Capital Management, y el nombre de la matriz se cambió por Daimler.

En estos momentos los modelos que se comercializan de la marca son (sin incluir sus variantes): Clase A, Clase B, Clase C, Clase E, Clase G, Clase M, Clase R, Clase S, CL, CLC Sport Coupé, CLS, GL, SL, SLK, SLR y el SLS AMG.

Hitos y curiosidades

Construyó el primer camión del mundo en 1896. Su destino era ser exportado a Gran Bretaña.

Creó el motor de inyección y el ABS, entre otras innovaciones tecnológicas.

Inicialmente la idea de las “flechas de plata” no era tener los coches de ese color, sino más bien tenerlos blancos. El problema vino a la hora de reducir peso, por lo que se prescindió de la pintura llegando al resultado conocido por todos.

Competición

Mercedes como tal lleva inmersa en la competición desde principios del siglo XX. En sus inicios sus coches eran conocidos como las “flechas de plata”. En 1954 y en 1955 Juan Manuel Fangio se hace con el título de pilotos de la Fórmula 1, siendo un joven Stirling Moss subcampeón también en 1955. Desde ese año la marca hizo un paréntesis como escudería en esa competición.

Mercedes SLS

En 1993 Mercedes-Benz regresó a la Fórmula, pero esta vez como suministrador de motores para Sauber. En 1995 pasaron a proveer a la escudería McLaren, en la que sería una unión repleta de éxitos. Un año después el coche de seguridad, “safety car” en inglés, pasaría a ser un Mercedes.

Los éxitos no tardaron en llegar para el binomio McLaren-Mercedes. En 1998 Mika Häkikinen ganó el título mundial de pilotos y la escudería el de constructores. El piloto repitió en 1999, pero no así la escudería. Los años venideros estarían llenos de sinsabores. La marca disponía de monoplazas rápidos y competitivos, pero les faltaba fiabilidad, lo que comprometía sus opciones cara a los títulos. En 2007 estuvieron a punto de lograrlo, pero la lucha entre sus pilotos Lewis Hamilton y Fernando Alonso les privó de ello. Algo que no ocurrió en 2008, cuando Hamilton consiguió hacerse con el título de pilotos.

El 16 de noviembre de 2009 se anunció que Mercedes se haría con el 75% de Brawn GP y que ponía fin a su alianza con McLaren. Brawn GP pasará a denominarse Mercedes Gran Prix.

Aparte de la Fórmula 1, Mercedes también ha participado en el campeonato de turismos, en el DTM, en la Fórmula 3 y hasta en Indy Car. No obstante, sus mayores logros y esfuerzos se han centrado en la competición de coches por antonomasia, la Fórmula 1.

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta