Un año más, la revista Wards Auto eligió a los mejores motores del año después de pasarse los últimos meses de 2011 conduciendo 36 vehículos con 34 motores nuevos o mejorados de manera significativa, durante  sus viajes cotidianos por el área metropolitana de Detroit.

Cada uno de los probadores analiza diferentes características de cada motor: Potencia, tecnología, economía de combustible, niveles de ruido o vibraciones y su resistencia. Eso sí, no hubo pruebas con instrumentos de medición. Para poder ser elegible, cada motor debe estar disponible en una producción regular en Estados Unidos el modelo que lo monta debe estar a la venta el primer trimestre de 2012 (a más tardar), por un precio base por debajo de 55.000 $.

Los premios se entregaron en una ceremonia el 11 de enero en Detroit, durante el Salón Internacional del Automóvil. Lo más destacable es que hay un récord. Siete de los diez mejores motores ganadores integran la técnica de inyección directa de combustible, lo que demuestra el rápido ritmo de desarrollo de esta tecnología que ayuda que los fabricantes reduzcan el tamaño de sus motores (downsizing) mientras llegan las estrictas normas de ahorro de combustible y emisiones  en  EE.UU.

La inyección directa se hizo muy popular, también en Europa (y sobre todo en España) hace una década con la llegada de los modernos motores turbodiesel. Ahora esta alta presión de inyección directa de gasolina se extiende por toda la industria en todos los segmentos, desde los modelos más básicos a los coches de lujo y todoterrenos (y las célebres pick ups estadounidenses). Los motivos: reducen el consumo de combustible y mejoran la potencia a bajas revoluciones, lo que logra una aceleración más rápida.

La lista de 2012 también se rellena con cinco motores de 4 cilindros, en comparación con los tres que había el año pasado. Sin embargo, no es el récord ya que 2010, hubo nada menos que seis de 4 cilindros. Estos son los ganadores de este año (entre comillas, la información que aporta Wards):

3.0L TFSI sobrealimentado DOHC V-6 (Audi A6)

El 3,0 litros sobrealimentado de Audi V-6 ha estado en la lista de los últimos dos años al estar montado en el sedán deportivo S4 y regresa para una tercera victoria consecutiva en el sedán A6: “Con 310 CV y 441 Nm de par motor, el A6 sale de cualquier apuro con un pequeño punto del acelerador.  Y es versátil, también, capaz de alimentar el nuevo Audi A7 de 5 puertas y al todoterreno Q7, así como los híbridos de Porsche y Volkswagen.

N20 2.0L turboalimentado DOHC I-4 (BMW Z4/528i)

Nuevo en el círculo de ganadores. “Ha deslumbrado a los probadores, tanto en el roadster Z4 sDrive 28i y 528i sedán. Con 350 Nm de par motor en el Z4 y 353 Nm en la Serie 5, se trata de un sistema de propulsión robusto y compacto con unos impresionante 120 CV por litro, sin sacrificar nada de la dinámica estelar de los BMW”.

3.0L DOHC turbo N55 I-6 (coupe BMW 335i)

BMW vuelve a la lista por segunda vez con el N55 3.0L turboalimentado de 6 cilindros. “Motor montado en el 335i coupé, ilustra perfectamente el equilibrio superior y el perfeccionamiento de los motores en línea y el dominio del fabricante de automóviles de Baviera en la ejecución de la arquitectura”. Con 300 CV 407  Nm de par, logró un consumo de 9,4 l/100 km durante la evaluación por los editores deWards Auto .

3,6 litros Pentastar V-6 DOHC (Chrysler 300S/Jeep Wrangler)

Chrysler Pentastar V-6 con VVT

Repite como ganador el Chrysler Pentastar V-6 de 3,6 litros que ahora forma una base sólida para montar en la mayor parte de modelos de Chrysler, desde el sedán insignia 300S, al Jeep Wrangler o el Dodge Durango (pero que no montará en España el Lancia Thema que probamos, sin embargo)

Incluso sin la inyección directa, el Pentastar mejora los consumos de un V6 tamaño similar en esta competición. Los probadores lograron obtener 9,4 litros a los 100 km. (la cifra oficial de la marca) mientras destacan su “refinamiento excepcional y potencia”.

EcoBoost 2.0L DOHC I-4 (Ford Edge)

El EcoBoost turboalimentado de 2.0 litros de 4 cilindros. consigue una nominación por su habilidad para mover al Edge, un monovolumen de tamaño mediano para cinco pasajeros CUV que normalmente requiere 6 cilindros. También lo usa el Explorer. “El consumo obtenido durante las pruebas fue de 9,8 l/100 km, que merece aplausos en este segmento”.

5.0L DOHC V-8 (Ford Mustang Boss 302)

Segundo año consecutivo en la lista, esta vez en el Mustang Boss 302, una bestia de 444 CV que rinde homenaje a los antoguos muscle cars. Utiliza la construcción moderna de aluminio, así como mejoras en el rendimiento como de doble árbol de levas variable independiente.

2.0L turboalimentado DOHC I-4 (Buick Regal GS)

General Motors llega con una potencia escandalosamente alto de 135 CV / litro en el Buick Regal GS, un coche que deja antiguos a otros Buick. El turbo 2.0L I-4 ofrece una aceleración estimulante y asombroso refinamiento de como un motor de potencia de alta densidad”.

1.6L DOHC I-4 (Hyundai Accent / Kia Soul)

Hyundai pasó hace tres años por esta lista con su excelente 5.0L V-8 Tau, pero ahora “demuestra que puede ofrecer también  de motores pequeños de clase mundial”. El nuevo 1.6 DI Gamma de 4 cilindros alimenta también al Hyundai Accent, al Kia Rio y demuestra su versatilidad en el compacto Kia Soul (que incluye sistema Stop&Start) y al Hyundai Veloster.

“Acoplado con una transmisión manual de 6 velocidades, excelente para nuestra evaluación, este paquete hace que el Accent sea una selección ideal para los compradores del segmanto B, equipado por un excelente motor que va a sorprender y encantar a cualquier comprador por primera vez”. También quedaron impresionados por la eficiencia del motor acoplado con una transmisión automática de 6 velocidades en el más pesado y menos aerodinámico Kia Soul.

2.0L DOHC Skyactiv I-4 (Mazda3)

Otro de bajo costo y alta tecnología de aspiración natural de 4 cilindros. Con DI es el 2.0L Skyactiv en el compacto Mazda 3. Consume 5,8 l/100 km en carretera de conducción con transmisión automática. “Este motor es eficiente y altamente atractivo y el precio es correcto: Un sedán bien equipado como el Mazda 3 Touring se puede conseguir por menos de $ 20,000 $”.

3.5L DOHC V-6 HEV (Infiniti M35h)

Infiniti, la marca de lujo de Nissan, sube el listón con un vehículo híbrido-eléctrico que es a partes iguales buque insignia de lujo, turismo deportivo, consumidor frugal y joya tecnológica. El sistema Infiniti Direct Response Hybrid sustituye al convertidor de par en la caja de cambios automática de 7 velocidades. “Con un motor eléctrico de 50 kW (67 CV), vinculado a un paquete de baterías de iones de litio de gran alcance, permite desacoplar el motor de combustión y  apenas consumir 7,8 l/100 km, según  las pruebas de Wards Auto. Aunque caro, el M35h gana a los sedanes de lujo alemanes híbridos, que cuestan mucho más”.

Fuente: Wards

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta