El Ferrari Mondial fue un gran turismo de motor central producido por la firma de Maranello entre 1980 y 1993. Sus mayores atributos se podían describir en una carrocería diseñada por Pininfarina y Carrozzeria Scaglietti en un conjunto de cuatro plazas con corazón de ocho cilindros en uve. Este modelo sustituyó al 308 GTB y 208 GT4, y el Mondial tiene el honor de ser el último Ferrari 2+2 con motor central trasero.

El Mondial nunca estuvo a la altura de las expectativas, sobre todo porque era una decepción de conducir y la fiabilidad dejaba mucho que desear. Aun así, un Ferrari siempre se merece lo mejor. Ese no fue el caso de este ejemplar en cuestión. En 1994, la policía holandesa había renunciado a un caso que involucraba un Mondial robado en 1987 después de que las pistas se hubieran enfriado y el propietario recibiese el pago total de su seguro. Caso cerrado, ¿verdad? Bueno, la historia se vuelve más interesante que eso.

Los medios locales han informado que el Mondial fue encontrado por primera vez por buzos del cuerpo de bomberos holandeses en un ejercicio de entrenamiento en Ámsterdam en la vía fluvial IJ de Ámsterdam. La policía fue notificada del extraño descubrimiento el 17 de junio y organizaron su propia inmersión el 29 de junio. Después de encontrar algunos problemas para recuperar el vehículo, se llamó al Ministerio de Defensa para brindar asistencia y, el 8 de julio, el deportivo italiano fue retirado de las aguas del canal.

Ese día, el departamento de bomberos, la policía y el ejército holandés se unieron para recuperar el automóvil. Las autoridades pudieron conectar el Ferrari con el incidente de 1994 haciendo coincidir su número de VIN con la base de datos de autos robados. Cualquier prueba que estuviera en el coche había sido destruida tiempo atrás, por lo que no hubo necesidad de una investigación criminal, y fue entregado a su propietario legal, en este caso la aseguradora, momento en el que fue enviado al depósito de chatarra.

El propietario del desguace, Lowie van DE Ooyevaar, dijo a Top Gear Países Bajos que «todavía hay algunas piezas útiles, pero la mayoría serán solo para aficionados o dedicados al arte. Ya he recibido varias solicitudes de personas que quieren hacer una mesa con una plancha de vidrio, por ejemplo, del bloque del motor o de las llantas”. Es una pena que este clásico haya tenido un destino tan sombrío, pero existe una extraña sensación de satisfacción al conocer el resultado de la investigación; y que el propietario original haya escuchado la noticia.

Ferrari fabricó menos de 1.000 ejemplares del Mondial en total, y es casi acertado decir que ni una sola de ellas se ha disfrutado con el amor, la atención y la fama que una máquina con el cavallino rampante sobre el capó se merece, a pesar de que ha permanecido en el olvido desde hace mucho tiempo. No será ni el más dinámico, ni el más bonito ni el más querido, pero sigue siendo un coche que merecería haber sido disfrutado.

Fuente: The Drive

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta