El Toyota Supra de cuarta generación (A80) está sumido en una burbuja especulativa que no para de aumentar. En parte ha sido gracias a la franquicia Fast and Furious y, por otro lado, la llegada del nuevo modelo hacen que su icónico predecesor se vea con más nostalgia, disparando su demanda y su precio.

Este Toyota Supra en particular es una edición especial producida solo en el año 1997. Lo que lo hace más especial es que tiene un techo targa y es uno de los 376 ejemplares en contar con dicha configuración y estar pintado en un brillante negro. El fin de semana pasado, este preciado deportivo japonés se vendió el fin de semana pasado en la subasta de Barret-Jackson por 176.000 dólares, unos 156.000 euros al cambio actual.

Fue el vehículo más caro del lote que se adjudicó a golpe de martillo, por delante de un Ferrari California T (151.000 euros) y un Dodge Viper ACR (153.000 euros). Es triste decirlo, pero el Toyota Supra A80 siempre ha sido un objeto de deseo muy popular para las preparaciones, por lo que encontrar una unidad completamente original es hartamente complicado. De hecho, ni siquiera este ejemplar se ha librado, con un sistema de escape y de suspensión aftermarket.

Por lo que ha costado este Toyota Supra con 22 años a sus espaldas, podrías comprar un Porsche 911 Cabrio a estrenar

También parece haber sido conducido y muy bien cuidado, con 69.891 millas en el odómetro, unos 112.000 kilómetros. No obstante, otro ejemplar en su mayoría limpio como este podría generar grandes sumas de dinero debido al aumento de la demanda y al gran interés por los Supra clásicos, considerado como uno de los coches deportivos japoneses más icónicos de los años 90, junto con el Mazda RX-7, el Honda NSX o el Nissan Skyline GT-R.

Para más inri, está alimentado por el bloque 2JZ-GTE de seis cilindros en línea biturbo y 2.997 cc y respaldado por una transmisión manual de seis velocidades. Fuera de Japón, donde no tenían un acuerdo de caballeros que limitara la potencia hasta los 280 CV, el Supra Turbo entregaba una saludable cifra de 330 CV y 441 Nm de par motor. Con semejante potencial, podía llegar hasta los 100 km/h desde parado en 5,1 segundos y alcanzar los 250 km/h de punta.

Este no es el primer Supra de cuarta generación que hemos visto alcanzar una cantidad monumental en una subasta. A principios de este año, RM Sotheby’s vendió un Supra negro muy similar este por 173.600 dólares (154.000 euros aprox.), pero lo más importante es que ese ejemplar solo tenía 18.185 km recorridos y era de 1994, lo que hace que el precio de venta sea un poco más comprensible. ¿Hasta dónde aumentará la burbuja?

Fuente: Barret Jackson

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta