A pesar de los múltiples que está creando la llegada a producción de la tecnología de conducción autónoma, Alemania busca liderar Europa en lo referido a este aspecto y, según se informa, está trabajando en un marco más amplio del panorama actual para regular la tecnología de nivel 4. De acuerdo con Automotive News Europe, el Ministerio de Transporte y otros departamentos gubernamentales están revisando la legislación. Si todo va bien, la normativa podría aplicarse en verano de 2021.

Los vehículos con una autonomía de nivel 4 son aquellos que pueden tomar el control total en condiciones específicas, como en un área geo-cercada, en condiciones meteorológicas adversas, tráfico y distintos tipos de carreteras. Si bien empresas como Waymo, Uber, Tesla o Audi –y cada vez más– están probando sus sistemas en algunas carreteras de europeas y norteamericanas, por el momento no existen estándares aceptados a nivel mundial para regular la tecnología en un entorno comercial. Ahí es donde Alemania quiere ser la referencia.

“El nuevo marco legal planeado debería crear los prerrequisitos en el actual período legislativo para permitir la operación estándar de vehículos motorizados autónomos y sin conductor en vías públicas, limitados geográficamente a un entorno definido”, dijo el Ministerio de Transporte en un comunicado. “Los vehículos sin conductor deben estar habilitados para una amplia gama de diversas aplicaciones sin la necesidad de regular definitivamente ningún uso específico. Esta flexibilidad permite tener en cuenta diversas formas de movilidad”.

La razón por la que la legislación aún no se ha hecho pública es porque actualmente se encuentra en revisión interdepartamental. Todas las propuestas deben ser aprobadas por todo el gabinete antes de llegar a los miembros del parlamento alemán y, en última instancia, a la cámara alta. “Va más allá de experimentar con prototipos, está expresamente dirigido a la comercialización de transporte autónomo para personas y mercancías”, explicó ante la noticia Benedikt Wolfers, socio del bufete de abogados Posser Spieth Wolfers & Partners.

“Mientras no existan reglas en toda la Unión [UE] que constituyan lo que se llama un área armonizada de la ley europea, los propios estados miembros pueden seguir adelante”, agregó Wolfers. “Alemania quiere ser el primer país en redactar una ley de este tipo”. De hecho, el país ya había aprobado una ley en 2017 que permite a los conductores cambiar el control de su coche de las propias manos y pies a un ordenador. Sin embargo, ninguna de las regulaciones globales ha podido acordar un estándar común para comercializar tal característica.

Aunque se apruebe la legislación, no esperes que los comerciantes de la tecnología autónoma inunden el mercado. Estas funciones aún tienen un largo camino por recorrer antes de que se pueda considerar su uso en el día a día sin ningún tipo de preocupación. Si Alemania aprueba la normativa, podría establecer un marco claro a tiempo para cuando la tecnología realmente se ponga al día. Múnich ha sido una de las primeras ciudades del país centroeuropeo en permitir la prueba de vehículos autónomos en las concurridas calles de la ciudad.

Fuente: Automotive News Europe

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta