Vale, no es nuevo que Uber tenga vehículos autónomos, pues llevan tiempo operando con algunos Volvo XC90 en Estados Unidos, concretamente en los estados de Arizona y California. Fue en 2016 cuando ambas empresas llegaban a un acuerdo de colaboración para el desarrollo de este tipo de movilidad, eligiendo al SUV grande como conejillo de indias. Pero esos ejemplares eran prototipos, es ahora cuando están saliendo de fábrica los primeros Volvo XC90 autónomos de producción.

En la alianza entre ambas marcas culminaba con el pedido de 24.000 unidades de estos XC90 autónomos. Serían entregados entre 2019 y 2021 y conformarían la mayor flota de taxis autónomos del mundo. Y cumpliendo los plazos, las primeras unidades están abandonando la línea de montaje con esa preparación tan especial para que puedan circular sin la necesidad de un humano. No hay que olvidar que el coche lo pone Volvo pero la tecnología ha sido desarrollada por Uber.

La plataforma SPA de este modelo ya suponía una buena base para ir introduciendo los diferentes sistemas que lo hace autónomos. La principal novedad que incluyen estos vehículos son sistemas de respaldo para funciones de dirección y de frenado. En el caso de que los sistemas primarios fallasen, los otros podrían actuar de inmediato evitando posibles percances. También hay un sistema de respaldo por si falla la batería.

Como ya hemos visto anteriormente, estos Volvo XC90 autónomos de Uber cuentan con un módulo sobre el techo en el que se integran todo tipo de sensores y radares para que pueda cumplir con su función. Esto viene bien a ambas partes, pues la marca sueca cree que a mediados de la próxima década un tercio de los coches que vendan serán autónomos. En su próxima generación de vehículos, con la plataforma SPA2, introducirán algunas tecnologías de conducción autónoma. Con eso pretenden que mejore la seguridad vial y bajarían los datos de siniestralidad e incluso el de los atascos en las ciudades.

Fuente: Volvo

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta