Logo de Noticias Coches
Alpine GTA V6 Turbo – 8
Mario Nogales

Alpine GTA V6 Turbo: el olvidado deportivo francés

El renacimiento de Alpine fue muy celebrado por parte de todos los seguidores. Que tuviera presencia en la actualidad como marca independiente de Renault era una buena noticia y ya que llegaran con un deportivo biplaza como los de la vieja escuela –el nuevo A110– era insuperable. Aunque para entender el presente siempre hay que mirar también al pasado, que es precisamente lo que queremos hacer al dar un repaso al Alpine GTA V6 Turbo de los años 80.

El primer Alpine A110 fue todo un éxito y se ganó una importante reputación por sus gestas en competición. Pero la firma de Jean Rédélé no quería quedarse ahí y por eso terminaron evolucionando con el Alpine A310 en 1971.

Lo cierto es que compartía casi todo con el A110, incluida la carrocería de fibra de vidrio sobre un chasis tubular para conseguir una construcción robusta y ligera. Lo más llamativo era el nuevo lenguaje de diseño, más acorde a la época y diferenciado de todo lo anterior que habían hecho.

El A310 estuvo a la venta hasta 1985, que fue precisamente cuando llegó su sustituto, el Renault Alpine GTA. En los años anteriores ya se había gestado la compra de Alpine por parte de Renault (siempre habían compartido mucho), aunque decidieron mantener la filosofía del modelo. El GTA contaba con una carrocería de fibra de vidrio, pero hecha con paneles individuales en vez todo el bloque como hasta el momento. Eso simplificaba su producción y reducía el tiempo total de fabricación, por no hablar del abaratamiento de las reparaciones.

Este modelo coupé mantenía la clásica configuración de «todo atrás», con el motor y la caja de cambios colocados en el eje trasero, propulsándolo. En la gama de modelo destacaría el Alpine GTA V6 Turbo (hubo un V6 sin turbo que no terminó de cuajar), con una mecánica V6 PRV Z7U turboalimentada de 2.5 litros que conseguía una potencia de 200 CV y 290 Nm de par. Era un derivado del que montaba el Renault 25 con algunos refuerzos como el cigüeñal, árboles de levas e intercooler más capaces.

Se mantenía la caja de cambios manual de cinco velocidades y ofrecía unas prestaciones bastante buenas para la época. El Alpine GTA V6 Turbo aceleraba de 0 a 100 km/h en 7 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 250 km/h. También destacaba por su comportamiento dinámico equilibrado y dinámico. En esta versión se ajustaba la suspensión para ofrecer un tarado más rígido, algo que sumado a sus 1.255 kg de peso le daban una agilidad muy satisfactoria.

En definitiva, un coche que merece la pena ser recordado ahora que Alpine se ha visto obligada a evolucionar. Ya no volveremos a ver motores V6 en la firma deportiva francesa, eso está claro, ahora parece que todo apunta a la electrificación total.

Galería de fotos:

  • Alpine
  • coches clásicos
  • deportivo