No. Por ahora Apple no va a fabricar ningún coche (ni siquiera el prototipo iCar). Lo que pretende es mejorar la relación de los usuarios con los automóviles. Y en ese nuevo juego, el iPhone 4S y su asistente personal, el Siri, juegan un papel muy importante.

Esta tecnología de control por voz entrará a formar parte de la línea de aplicaciones que ofrecerán distintas marcas automovilísticas. Y no son pocas: BMW, General Motors, Mercedes, Jaguar, Land Rover, Audi, Toyota, Chrysler y Honda son los fabricantes que, de momento, se han embarcado en este proyecto y que prometen integrar Siri en sus coches en menos de un año.

Cuando los distintos modelos de coches den soporte al asistente controlado por voz Siri, el usuario podrá obtener diferentes tipos de información mediante una simple pregunta al móvil (por ejemplo, la predicción meteorológica). La idea es que, del mismo modo que se puede manejar cualquier función del teléfono móvil sin necesidad de mirar la pantalla, pueda darse una orden al coche sin desviar la mirada de la carretera. Esta idea de integrar el  Iphone (y el Siri en particular) ya había sido tanteada por BMW hace un tiempo. Ahora todo parece hacerse realidad.

Otra novedad anunciada esta semana por Apple es que prescindirá de Google Maps para integrar sus propios mapas 3D con navegación “paso a paso” e información del tráfico en tiempo real gracias a un acuerdo con TomTom, la empresa de productos y servicios de navegación para el automóvil.

Esta unión de fuerzas le vendrá bien a Apple, sin excesiva experiencia en mapas y geoposicionamiento y a Tom Tom, que desde hace un tiempo ve cómo los móviles quitan mercado a los navegadores GPS.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta