Era algo que antes o después estaba destinado a pasar y que ahora por fin se ha confirmado. El Aston Martin RapidE será el primer vehículo eléctrico de producción de producción y llegará en el año 2019. Y decimos que era de esperar debido a que en 2015 presentaron el RapidE Concept, un prototipo que adelantaba la tecnología del nuevo modelo. Para su desarrollo contarán con la ayuda de Williams Advanced Engineering.

Esta firma británica de ingeniería ya estuvo presente en el prototipo y aportará su experiencia para realizar el sistema de propulsión. Aunque todavía no hay detalles se espera que sea un referente en eficiencia energética. También tendrá que estar a la altura a nivel de rendimiento, ya que el anterior Rapide S al que sustituirá, contaba con un motor V12 atmosférico de 6.0 litros y 600 CV que lo convertía en una berlina realmente rápida.

Por lo menos ya sabemos de primer mano que tendrá un aspecto deportivo y fiel a la filosofía Aston Martin. El primer eléctrico tomará como base al recién presentado Rapide AMR, lanzado bajo el paraguas de la nueva submarca y con un diseño de lo más radical. Como muestra, la marca de Gaydon ha lanzado una serie de bocetos que adelantan cómo será el Aston Martin RapidE que vendrá en 2019.

También nos dicen que será un modelo bastante exclusivo, que se producirá en una tirada muy limitada. De momento se tiene previsto hacer solamente 155 unidades del RapidE y a pesar de ello es un paso muy importante para la marca. Andy Palmer, CEO de Aston Martin, dice que seguirán apostando por los motores de combustión, pero que los eléctricos también servirán para dar un paso hacia un futuro sostenible manteniendo sus valores de estilo seductor y de prestaciones máximas.

Fuente – Aston Martin

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta