A partir del mes de febrero podrán hacerse pedidos del nuevo Aston Martin Rapide S, un turismo de cinco puertas y cuatro plazas cuyo preciono ha sido todavía facilitado, pero que superará con creces los 200.000 euros (el Aston Martin Rapide 2010 al que sustituye cuesta casi 230.000 euros).

El consejero delegado de la empresa, Ulrich Bez, aseguró que el Rapide S es, en su opinión, el vehículo deportivo de cuatro puertas y cuatro plazas más bonito del mercado en la actualidad, ya que “representa de forma clara la potencia del lujo en acción”. Llega para competir con las versiones más potentes del nuevo Maserati Quattroporte, Porsche Panamera, BMW Serie 6 Gran Coupe el Mercedes CLS 63 AMG o el nuevo Audi RS7.

El nuevo Aston Martin Rapide no varía sus dimensiones exteriores: 5,02 metros de longitud, 1,93 metros de anchura y 1,36 metros de altura. tampoco varía el peso (2.065 kilos) ni la capacidad del maletero, que se queda en 317 litros. Los cambios por fuera son estéticos. Destaca la parte frontal, con la nueva parrilla delantera, mientras que la parte trasera también se ha revisado para ganar en aerodinámica y presencia en la carretera.En la vista lateral desatacan las llantas 20 pulgadas de diámetro (neumáticos 245/35 en el eje delantero y 295/30 en el trasero).

La mayoría de los cambios se centran en el apartado mecánico. El motor de gasolina de 6.0 litros V12 desarrolla ahora 558 CV de potencia, 81 más que el modelo anterior, y 620 Nm de par motor máximo. Las prestaciones mejoran también. Alcanza 306 km/h de velocidad máxima, y acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, cifras que mejoran las del anterior modelor. Destaca la mejora en el consumo, ya que consume 14,3 litros a los 100 km, una cifra alta pero un litro menos que antes.

Por supuesto, el Aston Martin Rapide S mantiene la tracción trasera, pero ahora el conducción puede elegir tres programas de conducción: Normal, Sport y Track que actúan sobre suspensión, la respuesta del motor al acelerador y la dirección. Se ha mejorado también el control de estabilidad y los frenos, acordes con la mayor potencia del vehículo.

En el interior del Aston Martin Rapide S destacan los asientos traseros abatibles. Ahora puede elegirse entre nuevas combinaciones de colores y materiales. Entre el equipameinto que monta este vehículo se encuentran la suspensión adaptativa, además de cámara trasera y una doble pantalla para los asientos traseros, con auriculares inalámbricos y mando a distancia para el cargador de seis DVD. Por supuesto, no faltan faros de xenón, sensores de presión de los neumáticos, conexión Bluetooth, sistema de navegación por GPS, tapicería de cuero, asientos eléctricos y con calefacción y un sistema de sonido Bang & Olufsen de 1000 vatios de potencia.

Además, Aston Martin ofrece el Carbon Exterior Pack que sustituye piezas de la carrocería por otras de fibra de carbono, como la parte baja del parachoques delantero, el difusor trasero y las carcasas de los retrovisores.

Fuente: Aston Martin
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta