Fue en el Salón de Ginebra de 2017 cuando Aston Martin presentó su submarca AMR. Con el anuncio llegaban dos vehículos de edición limitada que destacaban por su deportividad. Ahora salen todos los detalles de uno de ellos, del Aston Martin Rapide AMR. El modelo más grande de la marca de Gaydon (hasta la llegada del Aston Martin DBX) recibe importantes mejoras para ser más radical. Solamente se harán 210 unidades de este ejemplar.

Lo cierto es que suena a edición especial de despedida. La nueva generación, el Aston Martin RapidE, podría llegar el próximo 2019 y ser totalmente eléctrico. Lo anuncian a pocos días de las 24 Horas de Le Mans, dejando clara su estrecha relación con la competición. Se puede apreciar en su diseño exterior, que apenas ha recibido modificaciones respecto al prototipo que fue mostrado en Ginebra del año pasado.

Por lo tanto vemos que el Rapide AMR cuenta con una enorme parrilla delantera inspirada en la del Vantage AMR Pro de competición o con unas luces diurnas circulares que recuerdan a las que llevan los Vanquish Zagato. La fibra de carbono está presente en elementos como capó, splitter, faldones, difusor o alerón trasero; mientras que las llantas de 21 pulgadas son forjadas. La decoración también será muy exclusiva en esta edición.

El que se muestra en las imágenes lleva el acabado Signature con el color Stirling Green y detalles en lima, el más cercano a los coches de competición de Aston Martin Racing. También se ofrecen los acabados Standard y Silhouette, en los que se puede elegir los colores Mariana Blue, Scintilla Silver, Lightning Silver y Onyx Black con detalles en otros tonos como China Gray o Clubsport White.

En el interior del Aston Martin Rapide AMR también se respira una atmósfera racing con la misma línea que se haya escogido para el exterior. También hay mucha presencia de la fibra de carbono, que se extiende en su consola central y salpicadero. Otros detalles destacados son los asientos deportivos con tapicería de Alcántara o el volante al estilo del del One-77 en opción. Todas las unidades estarán numeradas con una placa que acreditan la edición limitada.

La mecánica del sedán es el alabado V12 atmosférico de 6.0 litros, probablemente uno de los últimos de su condición. Desarrolla nada menos que 603 CV y 630 Nm de par y va ligado a la caja de cambios automática Touchtronic III de ocho velocidades. Las prestaciones son destacadas para un coche de casi dos toneladas, hace el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h.

Para controlar toda esa potencia, el Aston Martin Rapide incluye de serie frenos carbocerámicos. Son discos de 400 mm con pinzas de seis pistones delante y de 360 mm con pinzas de cuatro pistones detrás. Las llantas van calzadas por neumáticos Michelin Pilot Super Sport. La suspensión recibe nuevos reglajes, por lo que tiene un comportamiento más deportivo y va 10 mm más cerca del suelo. El precio de partida de este modelo en Alemania es de 229.950 euros y las primeras unidades llegarán a finales de año.

Fuente: Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta