La electrificación en Audi está llegando poco a poco a través de todo tipo de vehículos en los diferentes segmentos. Si hace tiempo vimos a la berlina Audi A6 55 TFSI e quattro, solo era cuestión de tiempo que esa versión con etiqueta 0 llegase a su hermano familiar. De esta forma llega el Audi A6 Avant 55 TFSI e quattro, un miembro más para la familia de híbridos enchufables en la marca de los cuatro aros con un sistema de propulsión bien conocido.

Como el resto de modelos con esta denominación, se combina el motor de gasolina 2.0 TFSI de 252 CV con una mecánica eléctrica de 105 kW. El resultado es una potencia conjunta de 367 CV y 500 Nm de par a 1.250 rpm, nada mal para un familiar de estas características. El Audi A6 Avant 55 TFSI e quattro cuenta con la transmisión automática S tronic de doble embrague y siete velocidades, además de la tracción integral quattro para mandar la potencia a los dos ejes.

Gracias a este sistema de propulsión, este ejemplar es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada a 135 km/h en modo eléctrico). Por otro lado está la batería de iones de litio de 14,1 kWh, ubicada en maletero, gracias a la que consigue una autonomía eléctrica de 51 kilómetros, suficiente para poderse llevar ese distintivo 0 de la DGT que mencionamos al principio.

La batería se puede recargar con el cable de serie modo 3 a una potencia de hasta 7,4 kW en un tiempo de dos horas y media. La carga se puede gestionar a través de la aplicación myAudi, que también permite la climatización remota del vehículo. El Audi A6 Avant 55 TFSI e quattro cuenta con varios modos de conducción: EV para una conducción eléctrica, Hybrid para combinar ambos tipos de propulsión y Hold para mantener la carga de la batería. Además, cuenta con un asistente predictivo de eficiencia para una gestión inteligente teniendo en cuenta la ruta.

El A6 Avant 55 TFSIe quattro adopta un diseño bastante deportivo gracias a que lleva el paquete S line de serie, unas llantas de 19 pulgadas o las pinzas de freno en color rojo. También cuenta con el paquete de estilo negro, que tiñe de ese color los retrovisores y los cristales traseros. Otros elementos destacados de su equipamiento son los faros Matrix LED, los asientos deportivos, el climatizador automático de cuatro zonas, el Audi virtual cockpit o la suspensión deportiva.

La diferencia más notable respecto a las versiones tradicionales de combustión es que su maletero se reduce hasta los 405 litros por la inclusión de la batería. En todo caso, seguirá teniendo un espacio aprovechable y permite abatir los asientos traseros para llegar a los 1.535 litros de capacidad. El precio de este familiar híbrido enchufable en Alemania parte de 71.350 euros.

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta