Parece que la aerodinámica seguirá siendo un parámetro clave en los coches del futuro. Todos sabemos que los SUV no son vehículos que destaquen en este aspecto debido a sus dimensiones exteriores (principalmente a su altura). El Audi e-tron prototype quiere cambiar eso y promete una versión de producción realmente capaz en este aspecto. De hecho, marcará una nueva referencia entre los coches de su clase.

El eléctrico promete un coeficiente aerodinámico de 0,28 Cx, siendo el SUV que consigue un valor más bajo. Este dato es más importante de lo que puede parecer a simple vista. Con una resistencia al avance tan reducida se consigue que no haya tanto desperdicio de energía. En la práctica, podría traducirse con un aumento de autonomía de unos 35 kilómetros respecto a otro eléctrico con peor coeficiente aerodinámico.

De esta forma y con su batería de 95 kWh, el Audi e-tron prototype consigue los más de 400 kilómetros de autonomía (según ciclo WLTP) de los que ya os hemos hablado. La clave para lograr un valor tan reducido ha sido el trabajo previo de 1.000 horas en el túnel de viento de la marca en Ingolstadt. Estas instalaciones constan de un rotor de 5 metros de diámetro que puede generar vientos de hasta 300 km/h gracias a su potencia de 2,6 megavatios.

Después de las horas en el túnel de viento se empezaron a probar soluciones con el objetivo de reducir el coeficiente aerodinámico. La más llamativa son los nuevos retrovisores virtuales, pues sería el primer vehículo de producción en llevarlos. Sustituyen el espejo tradicional por unas cámaras que proyectan las imágenes en unas pequeñas pantallas OLED en el interior. De esta forma se puede reducir la superficie del espejo, la anchura total del vehículo y los ruidos aerodinámicos.

Siguiendo con las innovaciones técnicas que incorporará el Audi e-tron prototype, destaca la aerodinámica activa. Tras la parrilla Singleframe hay unas lamas controladas eléctricamente que permiten o impiden el paso del aire en función a las necesidades. En los laterales hay cuatro conductos de ventilación adicionales e incluso las ruedas y llantas tienen un diseño aerodinámico. Para finalizar, hay que hablar de unos bajos carenados y con una textura similar a la de una pelota de golf o de la suspensión neumática de serie para reducir la altura de la carrocería en 26 mm respecto a la posición normal.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta