Audi en el Salón de Frankfurt parece no tener término medio, pues o nos presentan futuristas prototipos o radicales deportivos. Este modelo es uno que va a pasar a la segunda lista, el nuevo Audi RS 4 Avant 2018, la versión más radical de su familiar más preciado. No hay que olvidar que este modelo va por su cuarta generación y es todo un icono para Audi Sport GmbH. Además con esta carrocería conseguirá entrar en mercados importantes como el chino.

Para crear este familiar deportivo la gente de la marca dice haberse inspirado en el Audi 90 quattro IMSA GTO de competición. Destaca por la parrilla Singleframe con panal de abeja y unos faros Matrix LED con detalles tintados (opcionales). El ancho de vías crece en 30 mm para albergar sus llantas de 19 o 20 pulgadas, mientras que la trasera cuenta con un spoiler y un difusor específicos, así como salidas del escape RS ovaladas. El color azul Nogaro con el que se presenta hace homenaje a la primera generación lanzada en 1999.

En el habitáculo de este modelo se mantienen la distinción y calidad originales, aunque se suman unos cuantos detalles. Opcionalmente se pueden sumar unos asientos deportivos RS, el volante deportivo con la parte inferior achatada o los umbrales de las puertas con inserciones iluminadas. En cuanto a tecnología incluye el Audi virtual cockpit y el Head-Up Display con datos específicos RS como las fuerzas G o el par motor.

Audi RS 4 Avant. Motor

Bajo el capó del Audi RS 4 Avant se encuentra el mismo motor V6 biturbo de 2.9 litros que vimos en el RS 5 Coupé. Esta mecánica de gasolina desarrolla una potencia de 450 CV y 600 Nm de par disponible entre las 1.900 y las 5.000 rpm. Va ligada a la transmisión automática tiptronic de ocho velocidad y a la tracción total permanente quattro. Con semejantes cifras era de esperar que tuviera unas prestaciones sobresalientes.

El familiar consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada electrónicamente es de 250 km/h (280 km/h con el paquete RS dynamic). Nada mal para un modelo que pesa 1.790 kg (80 kg menos que su predecesor). También ha mejorado su eficiencia y ahora tiene un consumo medio de 8,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 199 g/km.

Para mejorar su comportamiento, el Audi RS 4 Avant cuenta con una suspensión deportiva que rebaja hasta 7 mm la altura de la carrocería y el Audi drive select con los modos de conducción. Opcionalmente hay elementos tan destacados como la suspensión RS sport plus con Dynamic Ride Control (DRC), frenos cerámicos o la dirección dinámica con ajustes RS. Los pedidos comienzan en otoño, con un precio de partida de 96.890 euros y las primeras unidades llegarán en 2018.

Fuente – Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (44 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta