En el Salón  de París se desvela un nuevo modelo de la familia S de Audi. Se trata del SQ2, la variante más deportiva del Audi Q2, que destaca dentro del segmento de los SUV pequeños como uno de los más potentes que se pueden encontrar, con un equipamiento y acabados muy destacables.

El Audi SQ2 mide 4.210 mm de longitud, dos centímetros más que las versiones convencionales. También es 20 mm más bajo debido a la suspensión deportiva. Hay otras diferencias, como el frontal, con ocho barras verticales dobles que dividen la gran parrilla Singleframe octogonal. Un splitter frontal une los bordes exteriores de las dos entradas de aire para subrayar la anchura. Cuenta con faros LED de serie y las luces traseras LED con intermitentes dinámicos con forma de flecha.

Otros detalles son las taloneras en la parte baja de las puertas, las carcasas de los espejos retrovisores en aluminio brillante o el alerón trasero. De serie la carrocería es blanca, pero hay otros nueve tonos entre los que elegir. Existen dos paquetes para variar la estética, que no afectan a su coeficiente aerodinámico de 0,34. De serie equipa llantas de 18 pulgadas con neumáticos 235/45, pero pueden ser de 19 pulgadas con neumáticos 235/40.

La distancia entre ejes es de 2.594 mm, lo que garanttiza un buen espacio interior. Dentro se distingue por su tapicería, pilares y asientos en negro, pedales y reposapiés de acero o los umbrales de las puertas con el logotipo S. La instrumentación es gris con aguajas blancas y en el Audi virtual cockpit de serie se muestran pantallas de inicio específicas.

De serie los asientos están tapizados en una combinación de tela y piel (hay otros opcionales en Alcantara o en cuero Nappa). Las salidas de ventilación tienen detalles en rojo y hay insercciones iluminadas. Las alfombrillas y la llave son específicas, con el logo SQ2. El maletero no varia la capacidad de 355 litros (1.000 abatiendo los respaldos de los asientos traseros).

Audi SQ2. Motor

El protagonista de este nuevo modelo es el motor sobrealimentado con turbocompresor, un 2.0 TFSI con 300 CV (221 kW) de potencia y un par máximo de 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm. Con él bajo el capó, el SQ2 puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanzar 250 km/h de velocidad máxima.

Todo este caudal de potencia se transmite a las ruedas a través de la tracción total quattro (de serie en todos los modelos S) mediante un cambio de doble embrague S-Tronic de 7 relaciones. Además de potencia, con numerosa tecnología enfocada a mejorarlo prestacionalmente, este conjunto mecánico cuenta con avances técnicos para ser eficiente y limpio (cuenta con un filtro de partículas para depurar los gases de escape.

El conductor puede operar el cambio automático en los modeo D o S o bien cambiar de manera manual. El SQ2 cuenta con el selector de modos de conducción Audi drive select, con cinco modos de conducción: auto, comfort, dynamic, efficiency e individual que controlan el funcionamiento de la dirección, el cambio. Otro botón permite al conductor ajustar el Control Electrónico de Estabilización (ESC) al modo off-road, o desactivarlo por completo.

La suspensión deportiva S, además de rebajar la altura 20 mm, tiene un ajuste más duro que la convencional. También varía el tarado de la dirección, más directa a medida que el mayor el ángulo, ganando agilidad en maniobras y curvas cerradas. De frenar el conjunto se encargan grandes discos de freno de 340 mm de diámetro delante y 310 mm detras.

Audi SQ2. Equipamiento

El equipamiento de serie en España incluye asientos deportivos, reposabrazos central delantero, climatizador, volante deportivo multifunción achatado con levas para el cambio S tronic, el sistema de información al conductor con pantalla a color, control de velocidad (tempomat)…

También está el Audi virtual cockpit, el cuadro de instrumentos digital en una pantalla de 12,3 pulgadas (de serie) con tres modos de visualización. El Head-Up display es opcional. Para el sistema de infoentretenimiento se reserva el MMI Navegación plus, con pantalla de 8,3 pulgadas y que incluye el paquete Audi connect o el Audi smartphone interface (de serie), que integra teléfonos móviles a través de Apple CarPlay y Android Auto.

Si todo esto no es suficiente, puede añadirse el equipo de audio Bang & Olufsen con un amplificador de 705 vatios de potencia y 14 altavoces… uno de tantos extras del listado de opcionales. Entre ellos, inserciones decorativas en rojo anodizado, paquete de iluminación ambiental con diez tonos, pinzas de los discos de freno en rojo con el logotipo S…

En cuanto a sistemas de asistencia a la conducción, de serie incluye un radar para detectar vehículos o peatones, con capacidad para realizar un frenado de emergencia, el Audi active lane assist ayuda al conductor a permanecer en el carril, control de crucero adaptativo con función stop&go y el asistente a la conducción en atascos traffic jam assist (hasta 65 km/h de velocidad). Es opcional el park assist o el avisador de tráfico cruzado posterior.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta