Hace poco publicamos la prueba del Audi SQ5 alegando que ya quedaba poco para que llegase su actualización. Llevábamos razón, pues el Audi SQ5 TDI 2021 ya ha sido presentado para demostrar que el diésel sigue estando muy presente en estas versiones deportivas de la marca de los cuatro aros. Se aplican los mismos cambios que en la nueva generación del Q5 y algunas modificaciones adicionales para que esta variante no pierda su identidad.

Fue en 2012 cuando apareció por primera vez este modelo y ya se ofrecía con mecánica diésel. Casi una década después sorprende que se siga apostando por este combustible, cuya demanda ha descendido en los últimos años. El V6 3.0 TDI se postula como principal protagonista en el nuevo Audi SQ5 y ofrece una potencia de 341 CV y 700 Nm de par, una rebaja de 6 CV respecto a su antecesor. Sigue estando ligado a una transmisión automática tiptronic de ocho velocidades y a la tracción integral quattro.

Las prestaciones son exactamente las mismas, una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h. También se sigue prestando atención a la eficiencia y se mantiene el sistema Mild Hybrid de 48 V. Gracias al alternador/motor de arranque (BAS) accionado por correa, la batería de iones de litio y un convertidor de 48/12 voltios; se puede rodar por inercia hasta 40 segundos con el motor apagado y contribuir a una reducción de consumo de hasta 0,7 l/100 km.

El SQ5 TDI incluye el compresor eléctrico (EPC) que va alimentado por el sistema de 48 V y sirve para prácticamente eliminar el lag del turbocompresor principal. Para reducir las emisiones se vale de la tecnología twin-dosing, que significa que cuenta con dos convertidores catalíticos SCR que inyectan AdBlue en dos puntos distintos. Otros sistemas opcionales que también hay que citar y que afectan a su comportamiento serían el diferencial deportivo para el eje trasero y el tren de rodaje deportivo S con control de amortiguación.

Estéticamente, el Audi SQ5 TDI se puede distinguir del resto de la gama gracias a una parrilla Singleframe específica con estructura de panal y barras de aluminio, a los faros Matrix LED que vienen de serie o a un difusor trasero con inserción en aluminio mate y que integra cuatro salidas de escape cromadas. Las llantas son de 20 pulgadas de serie, pero opcionalmente puede montar unas de 21 pulgadas firmadas por Audi Sport. Las pinzas de freno van en negro y pueden ir en rojo de forma opcional.

Cuando pasamos al interior vemos que el Audi SQ5 TDI puede ir con los colores negro o gris oscuro, al tiempo que introduce inserciones en aluminio en varios puntos (también disponibles las de carbono). Cuenta con asientos deportivos con ajustes eléctricos que llevan una tapicería de cuero, aunque opcionalmente puede equipar unas mixtas con microfibra o con piel Nappa fina. Mantiene la banqueta trasera con regulación longitudinal, mientras que el maletero cuenta con 520 litros de capacidad (hasta 1.520 litros con los asientos plegados).

La tecnología va de la mano del sistema MMI touch con pantalla de 10,1 pulgadas y suma el Virtual Cockpit de la marca con 12,3 pulgadas. También cuenta con todas las funciones de Audi connect y un buen número de ayudas a la conducción. Este Audi SQ5 TDI llegará a los concesionarios durante el primer trimestre de 2021 y en España tendrá un precio de partida de 78.150 euros.

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta