A pesar de la imagen idílica que la opinión publica tiene sobre la economía alemana, la realidad es que, aunque el país no está afrontando problemas tan graves como sus vecinos del sur de Europa, alguno de las grandes industrias que mantienen viva la economía alemana comienzan a mostrar señales de desgaste ante los efectos de la crisis económica. Es el caso del sector del automóvil, una de las industrias más importantes de aquel país, que en el pasado mes de mayo sufrió caídas significativas tanto en los datos de ventas locales como de exportaciones y de producción.

La caída en las cifras viene a confirmar la crítica situación por la que atraviesa la automoción en el viejo continente y que ha convertido al mercado asiático, hasta hace muy poco sin explotar, en el salvavidas que está maquillando las datos globales de venta de vehículos.

El presidente de la patronal alemana del automóvil, Matthias Wissmann, ha mostrado su preocupación por el panaroma actual que vive el mercado en Europa occidental: “Europa debería encontrar rápidamente una estrategia común para resolver la crisis de deuda”, aseguró.

En cifras más concretas, la venta de automóviles en Alemania alcanzaron en el mes de mayo las 290.100 unidades, una caída del 5% respecto al mismo período del año pasado. En los cinco primeros meses, el mercado alemán de las cuatro ruedas se ha estancado con 1,33 millones de unidades vendidas.

La patronal del automóvil señala en la producción el principal foco de preocupación. Las fábricas alemanas ensamblaron 347.600 automóviles en mayo, un 13% menos, con lo que en lo que va de año la producción baja un 2% y se sitúa en 1,81 millones de unidades.

Los efectos globales de la crisis económica, especialmente severos en algunos países europeos, también ha provocado un descenso en las exportaciones, que en mayo se vieron reducidas en un 17% con 450.000 unidades y un 2% y 2,37 millones de unidades en los cinco primeros meses.

Vía: Europapress

1 COMENTARIO

  1. Es lógico que los vehículos asiáticos se coman el mercado.Dan unos precios muy buenos y de una calidad que en algunos casos superan al mercado Alemán.

Deja una respuesta