El BMW 2000 CS fue uno de los miembros destacados de la Neue Klasse, la  «Nueva Clase» de vehículos producidos por el fabricante bávaro desde principios de la década de 1960 hasta finales de la de 1970 y que supusieron una enorme evolución respecto a lo anterior.

Y es que, antes de que los sedanes y coupés de la Neue Klasse hiciesen su aparición, BMW no tenía modelos pequeños, con motores de 1.5 a 2.0 litros de cilindrada. La empresa sumaba pérdidad operativas con regularidad desde la década de 1950 y sus directivos tenían claro que estos nuevos vehículos serian decisivos en la recuperación.

Pusieron toda la carne en el asador, a lo mejor de sus filas. Alex von Falkenhausen se encargaría del diseño del motor, Eberhard Wolff del diseño del chasis y Wilhelm Hofmeister de la carrocería. Este trío fue el que llevó a BMW a ser lo que es, el que ganaría para la marca de Munich su reputación como fabricante de sedanes deportivos.

La Neue Kallse fue inaugurada por el BMW 1500, que llegó al mercado en 1962. Se trataba de un sedán de cuatro puertas con el motor BMW M10 de 1.5 litros de árbol de levas en cabeza, suspensión delantera y trasera independientes, frenos de disco delanteros, un estilo vanguardista… y un manejo excepcional.

Dos años después, en 1964, el 1500 fue reemplazado por el BMW 1600 y en 1965 se unieron a la nueva gama los cupés de lujo 2000C y 2000CS se unieron a la gama de modelos. La idea era que funcionasen como modelos halo para la nueva versión del motor BMW M10 de 2.0 litros.

El 2000C tenía un solo carburador y 102 CV, y el 2000CS dos carburadores gemelos que permitían un máximo de 122 CV a 5.500 rpm al bloque de cuatro cilindros. Ambos coches se asociaban de serie con una caja de cambios de cuatro velocidades, si bien existió una automática opcional el 2000C. La mayoría de los compradores optaron por pagar un poco más por el carburador doble del 2000CS. De ahí que se fabricasen casi 10.000 unidades, en comparación con las menos de 4.000 del 2000C.

El diseño del automóvil siempre ha sido algo controvertido. A la gente no le convencían demasiado los faros y cómo se integraban en la parte delantera. Sin embargo, a medida que envejece, parece que va gustando más. ¿Ocurrirá lo mismo en unas décadas con el actual BMW Serie 4? Además, este coche fue el cimiento del ahora legendario BMW 2002, un coche con el el mismo M10 de 2.0 litros (prácticamente) que elevaría a los altares con el 2002 Turbo, y un estilo de carrocería que era esencialmente un diseño de Hofmeister.

Ilustran este artículo imágenes de una unidad muy bien conservada de un BMW 2000 CS de 1969. Siempre ha estado en la misma familia desde que salió de fábrica y el único cambio ha sido en el color de la carrocería. Ahora luce un marrón Cocoa y antes uno más claro denominado Sahara. Lo demás está todo de serie, con una tapicería marrón claro y cuero sintético en marrón oscuro, madera en el tablero de instrumentos y paneles de puertas o la radio y reproductor de cintas de radio Philips de la época.

Van a subastarlo y esperan venderlo por un precio de entre 13.700 y 18.300 euros al cambio actual. Parece accesible para iniciarse en el mundo de los clásicos pues aseguran que está listo para circular, si bien no estaría de más hacerle una revisión completa del apartado mecánico y ponerle nuevos neumáticos. Lo único malo es que el modelo está en Estados Unidos.

Fuente: Artcurial
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta