La Fórmula E es una competición pionera que viene a ser la homóloga de la Fórmula 1 pero en formato eléctrico. En los últimos años ha ido ganando adeptos y también hay más fabricantes que van entrando a la parrilla. Y para una competición de tal nivel siempre es necesario un Safety Car que esté a la altura. Para la nueva temporada el elegido será el BMW i8 Roadster, la versión descapotable de este deportivo híbrido enchudable.

Lo cierto es que la marca ya tiene experiencia en este apartado, ya que el BMW i8 Coupé ya fue coche de seguridad en esta competición y también tienen al BMW M5 en Moto GP. Ahora le toca el turno al descapotable, al BMW i8 Roadster, que desde su lanzamiento ha abogado por las sensaciones a cielo descubierto. Supone una novedad importante, ya que es el primer Safety Car del mundo con techo practicable, para esta tarea siempre habían sido más populares los techos rígidos por razones obvias.

Aunque lo cierto es que este BMW i8 Roadster Safety Car tendrá bastantes diferencias respecto al modelo de serie. Para este uso en circuito se ha mejorado ligeramente su rigidez. Se acorta el parabrisas delantero, consiguiendo un aspecto más dinámico y su centro de gravedad está situado 15 mm más abajo que en el de producción. No pueden faltar las barras antivuelco aprobadas por la FIA o los frenos M carbocerámicos para conseguir una mejor respuesta.

Estéticamente los cambios son más que evidentes. En su carrocería destacan el nuevo splitter delantero y un alerón trasero de grandes dimensiones. Los colores son los mismos que en su antecesor, con el azul y el blanco como protagonistas y otros tonos haciendo contraste. Por detrás de las barras están montadas las luces estroboscópicas para que sea visible desde lejos. Este BMW i8 Roadster podrá realizar las funciones de Safety Car gracias a un sistema de comunicación avanzado.

Lo que no cambia es su sistema de propulsión híbrido enchufable. Está formada por un motor de gasolina de tres cilindros y 1.5 litros y por una mecánica eléctrica. Ambos se combinan para lograr una potencia de 374 CV y unas prestaciones bastante dignas. El de producción acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (37 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta