La firma bávara acaba de presentar su nuevo modelo de acceso a la gama, el BMW Serie 1. Es la tercera generación de su compacto premium que competirá con nuevas armas con el Audi A3 y el Mercedes Clase A. Hasta ahora, el Serie 1 se asentaba bajo una plataforma de propulsión. Sin embargo, el nuevo Serie 1 se pasa a la tracción delantera, perdiendo un atributo dinámico clave de su predecesor. Aunque el BMW M135i xDrive viene para quitar esa idea de la cabeza.

BMW ha hecho esto para compartir su nueva plataforma con una franja de pequeños SUV, monovolúmenes y MINI que aún están por llegar. Los entusiastas podrían desanimarse ante el cambio, pero la realidad es que hará poca diferencia para muchos de sus potenciales compradores. Y lo más importante es que, lejos de abandonar por completo las nociones de la deportividad, el nuevo Serie 1 también cuenta con su nueva versión M.

El BMW M135i xDrive será lo más potente y exclusivo de la gama Serie 1 hasta la llegada de un, tal vez posible (o no), Serie 1 M. Adoptando la fórmula de sus competidores más cercanos, el M135i cuanta con tracción a las cuatro ruedas y más tres centenares de equinos, 306 CV y 450 Nm, para ser exactos. La potencia viene entregada por un bloque de cuatro cilindros turboalimentado.

Asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades, es capaz de cubrir el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (4,7 en caso de optar por el paquete M Performance) y alcanzar los 250 km/h de velocidad punta. También incluye función de launch control y un diferencial mecánico Torsen de nuevo desarrollo, con reparto de par variable. El consumo de gasolina oscila entre los 6,8 y 7,1 l/100 km, según nivel de equipamiento.

Exteriormente, la característica parrilla con los riñones de BMW es de mayor tamaño, ganando presencia y con un patrón de malla que reemplaza a las clásicas láminas. Las también las más grandes tomas de ventilación y sus formas son la mayor declaración estética del nuevo BMW M135i xDrive. En la zaga destaca un pequeño alerón sobre la puerta del maletero y un juego de salidas de escape doble de 100 mm de diámetro integrados en el difusor.

El BMW M135i xDrive, de serie, tienen el volante M Sport y los asientos dotados de un reposacabezas integrado y una banqueta de longitud ajustable. En cuanto a equipamiento, todo lo que podríamos esperar: luces LED adaptativas, Head-Up display, control de comandos gestual, BMW Live Cockpit, con dos pantallas de 10,25 pulgadas, asistente de marcha atrás, Digital Key (permite abrir, cerrar y arrancar el coche desde el teléfono móvil sin necesidad de llave) o numerosos sistemas conectados a Internet.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta