Logo de Noticias Coches
BMW M3 Touring – 91
Mario Nogales

BMW M3 Touring: ¿quién decía que los familiares eran aburridos?

La familia M de BMW sigue creciendo y añade una carrocería inédita hasta la fecha. El BMW M3 Touring es el familiar compacto de corte deportivo que muchos habían pedido. Pone fin a esa hegemonía que tenían los M más tradicionales en formato berlina y coupé (los SUV son una historia aparte) de una forma magistral, aunando rendimiento y practicidad a partes iguales. Es la guinda del pastel a esa serie de celebraciones por el 50 aniversario de la división deportiva y llegará al mercado a finales de este mismo año para cautivar al mundo.

Aunque las carrocerías familiares hayan cedido popularidad a los extendidos todocamino, lo cierto es que todavía son apreciadas por una parte del público. No es de extrañar por sus numerosas cualidades y también por poder lograr un diseño tan atractivo como el de este M3 Touring. Tiene unas formas muy marcadas y deportivas, con ese frontal que tanta polémica levantó y que ha ido ganando enteros con el paso del tiempo. La parrilla de riñones en disposición vertical va acompañada de tomas de aire de gran tamaño y por elementos aerodinámicos en negro brillante.

Sin embargo, lo que de verdad cautiva en este vehículo, es su lateral. Va presidido por las llantas forjadas de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas detrás o por las disimuladas barras de techo, al tiempo que modifica por completo su voladizo trasero para tomar esa siluetas de familiar. La zaga gana músculo con un alerón de techo con perfiles Gurney, con esos pilotos reconocibles del M3 berlina en la parte intermedia y con un notable difusor que integra las cuatro salidas de escape circulares.

Lo cierto es que el interior es menos novedad en el BMW M3 Touring. Al fin y al cabo se trata del mismo esquema que en el resto de la familia compacta, con una mezcla de deportividad y tecnología avanzada. La nueva pantalla BMW Curved Display es la protagonista de ese último punto al combinar en el mismo plano la instrumentación digital de 12,3 pulgadas y una pantalla táctil central de 14,9 pulgadas. Tiene el último sistema multimedia de la marca y destaca por introducir nuevos menús específicos M tanto en las pantallas como en el Head-Up Display opcional.

La deportividad viene de la mano de los asientos M Sport que vienen de serie con calefacción, reglajes eléctricos y una notable tapicería de cuero Merino. Opcionalmente se pueden montar los de fibra de carbono para ahorrar hasta 9,6 kg de peso y ganar en diseño. Y además, ofrece unas plazas traseras bastante aprovechables y un maletero que llega a los 500 litros de capacidad. Cuenta con portón de apertura eléctrica y los asientos se pueden abatir en tres partes (40:20:40) para dejar una superficie plana con un máximo de hasta 1.510 litros.

En el apartado mecánico nos congratula ver que el motor de seis cilindros en línea con tecnología M Twin Power Turbo y 3.0 litros de cilindrada, situado bajo el capó. Mantiene esos 510 CV y 650 Nm de par, siempre ligado a la transmisión automática M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic y a la tracción total M xDrive (que incluye diferencial activo M trasero). Es lo correcto para lograr unas prestaciones otrora reservadas a los superdeportivos. Este ejemplar acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, pasa de 0 a 200 km/h en 12,9 segundos y tiene una velocidad máxima de 280 km/h si se opta por el paquete M Driver’s Package (250 km/h sin él).

La parte positiva es que en el apartado dinámico, el conductor podrá elegir entre bastantes parámetros. Por ejemplo, la tracción puede pasar del 4WD a un 4WD Sport más permisivo e incluso al 2WD para convertir al BMW M3 Touring en un propulsión trasera pura. El chasis recibe una puesta a punto específica para lograr un comportamiento ágil, dinámico y preciso; al mismo tiempo que no se olvida del confort en marcha que debe tener cualquier vehículo familiar.

Para conseguir ese rendimiento recurre a la suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente y la dirección M Servotronic, ambos elementos que vienen de serie en el familiar. Lo que sí es opcional y podría ser interesante para los que piensen en el circuito son los frenos carbocerámicos M. En todo caso, habrá que verlo en directo y probando para sacar más conclusiones. También habrá que esperar para conocer su precio cuando llegue a nuestro país.

Galería de fotos:

  • BMW
  • BMW Serie 3 Touring
  • familiar