BMW sigue con la gran ofensiva de los últimos meses renovando gran parte de su gama. La marca bávara ya ha desvelado uno de sus últimos modelos, el BMW M6 Coupé, y ya sabéis que en BMW la M significa deportividad a tope. También vamos a hablarte aquí del M6 Cabrio.

El nuevo M6 llega con una estética que quiere romper todos los moldes. Transmite ya en un primer vistazo un elevado dinamismo. Líneas que recorren su capó y su perfil, así como su frontal. Luego nos encontramos con su penetrante mirada y los imponentes rasgos habituales de la división “M”. En cuanto a su zaga, ahí se pueden observar una pareja de dobles salidas de escape que pueden dar una orientación de la potencia que esconde bajo el capó.

El motor que se encarga de dar vida a los 560 CV que se esconden bajo el capó y hacen posible un 0 a 100 km/h en 4,2 segundos -siendo de 4,3 segundos para la versión descapotable, alcanzando los 200 km/h en 12,6 segundos y 13,1 segundos respectivamente- a este M6 es un V8 4.4 litros de cilindrada, que de nuevo recurre a la tecnología TwinPower Turbo para extraer todo el jugo a su propulsor. Además, nos encontramos con un colector de escape compartido por las dos bancadas, inyección directa y Valcetronic, consiguiendo del bloque V8 un total de 560 caballos entre 6.000 y 7.000 rpm, con un par máximo de 680 Nm disponible desde las 1.500 rpm. La velocidad máxima en coupé y cabrio es de 250 km/h limitada electrónicamente y desbloqueable hasta los 305 km/h con el paquete M driver.

Más números: entrando en sus consumos, el BMW M6 marca 9,9 l/100km en la versión coupé, siendo en el modelo cabrio de 10,3 l/100km. A estas cifras contribuye entre otros elementos su Start&Stop. Cuenta con una transmisión de siete velocidades y doble embrague, que se complementa con el launch control y el low speed Assistance.

Además, el M6 cuenta con un diferencial que se encarga de optimizar la tracción mientras se entregan los 560 caballos a las ruedas traseras. Cuenta además con el control dinámico de la suspensión, control de estabilidad con M Dynamic Mode y un chasis reforzado. Sus llantas son de 19 pulgadas (20 en opción) y monta un equipo de frenos carbono/cerámicos, dando la posibilidad de memorizar a través de dos teclas los parámetros del reglaje del coche.

Interior: al lujo ya presente en el Serie 6 se le ha añadido la correspondiente dosis de M, con la palanca selectora de marchas específicas, así como el volante M con levas. Nuevas inserciones en carbono y los umbrales de las puertas grabados e iluminados. La instrumentación también se ha cambiado, añadiendo luz ambiental. Los asientos también son específicos, con los cinturones integrados en su diseño deportivo.

El equipamiento incluye también con luces LED autoadaptables, Head-Up display, sistema de visión nocturna, aviso de cambio de carril, cámara trasera y conexión a internet para música o redes sociales.

Aquí tienes esta bestia de 560 CV, que cuenta además con la posibilidad de desatarte a cielo abierto, con la versión cabrio. Llama la atención su nueva capota, sobre todo las partes laterales posteriores, que se prolongan hasta la tapa del maletero, realzando la silueta alargada del coche. También cuenta con una luneta vertical calefactable que se encuentra inmediatamente detrás de los asientos traseros y que se desplaza hacia abajo independientemente de la capota.

En la consola central hay un botón para accionar la apertura y cierre de lacapota, que en apenas 19 segundos en se abre y la cual tarda 24 segundos en cerrarse. Esta operación puede realizarse con el coche en movimiento hasta 40 km/h. Con un sistema opcional, la capota pueden también activarse con una tecla de la unidad de mando a distancia de la llave del coche.

Galería de imágenes del BMW M6 Coupé y Cabrio

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta